27.08.15 // Novedades, Derecho a la Ciudad (novedades), NOVEDADES, Villas e Integración Urbana (medios), Villas e Integración Urbana (novedades)

El Gobierno de la Ciudad reconoció a las villas en sus mapas oficiales

La decisión implica una equiparación simbólica de las villas al resto de los barrios de la Ciudad, y por ende es un paso fundamental -aunque aún insuficiente- para avanzar en la ejecución de los procesos de re-urbanización de dichos territorios.Desde la sociedad civil se venía impulsando este reconocimiento, a través de distintos modos, incluyendo iniciativas de mapeo como “Caminos de la Villa”, de ACIJ, Wingu y Avina.
Hasta hace pocos días, las villas y asentamientos -los barrios que crecieron con mayor dinamismo en los últimos años- aparecían como espacios vacíos en los mapas de la ciudad de Buenos Aires. A pesar de que allí viven alrededor de 300 mil personas y que las villas forman parte de la ciudad desde hace más de medio siglo, esos territorios se veían en los mapas como un terreno sin trama, baldío, despoblado.

Su invisibilización tiene repercusiones simbólicas y materiales sobre su población: la dificultad para proveer servicios e infraestructuras y la carencia de un domicilio oficial, son algunas de las más evidentes y dramáticas.

Para subsanar esta omisión estatal, desde la sociedad civil se vienen promoviendo diferentes iniciativas junto a los habitantes de dichos barrios. Desde ACIJ, en alianza con Wingu y Avina, promovemos la iniciativa “Caminos de la Villa”, un portal web en el que mapeamos las villas y asentamientos junto con sus vecinos/as y referentes y se pueden identificar y visibilizar la trama del barrio sobre las cartografías a través del monitoreo de obras y la denuncia de problemas en el acceso a servicios básicos e infraestructura. La plataforma cuenta con mapas detallados de las Villas 21-24, 20 y Piletones, Barrio Fátima y el NHT Zavaleta, y estamos avanzando en la inclusión de todas las villas y asentamientos durante este año. Este proyecto es parte de las actividades que ACIJ promueve para que las villas dejen de recibir un tratamiento diferenciado y deficitario por parte del Estado.

Hace meses venimos impulsando que sean las propias oficinas públicas las que adopten iniciativas similares y reconozcan a los territorios en los que se asientan las villas y asentamientos como integrantes de la trama urbana. La apropiación de Caminos de la Villa por parte de los pobladores y la buena recepción a través de medios de comunicación locales y extranjeros son un impulso para seguir avanzando en esta tarea.

La incorporación de las 36 villas y asentamientos al mapa interactivo de Buenos Aires es un primer paso, insuficiente pero imprescindible, para avanzar en políticas públicas que permitan revertir la segregación urbana y mejorar la calidad de vida de los habitantes de las villas y asentamientos.

Aun resta mucho por mejorar y que se haga pública y oficialice la información que completa la representación cartográfica de la ciudad constituye un paso que debe guardar coherencia con políticas de re-urbanización de villas como las que se disponen en la Constitución de la Ciudad y en varias leyes desde 1998, y en las que se ha avanzado escasamente. Pero se ha dado un se ha dado un primer paso, importante. De los pasos que sigan depende la calidad de vida, y el respeto a los derechos de cientos de miles de habitantes de nuestra Ciudad.