21.03.14 // Destacadas (medios), Transparencia y Lucha Contra la Corrupción (medios)

La asociación que denunció a Bonadio celebra que la Magistratura avance en el proceso disciplinario

La Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) celebró la decisión del Consejo de la Magistratura de «avanzar en el proceso disciplinario sobre el juez federal Claudio Bonadio», denunciado por ellos en 2011 por «demoras excesivas e injustificadas» en la tramitación de dos causas.

Asimismo, la ACIJ también expresó su satisfacción por la decisión del órgano del Poder Judicial que controla y sanciona a los magistrados, por abrir una causa en relación al juez federal Norberto Oyarbide, sobre el que también pesan denuncias, aunque no de la asociación.

«Tres años después de nuestra denuncia contra Bonadio celebramos e impulsamos toda iniciativa del Consejo de la Magistratura que se encamine a avanzar en los procesos disciplinarios abiertos contra Bonadio, y también contra Oyarbide», dice un comunicado de la asociación.

La Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura decidió ayer iniciar procesos disciplinarios contra los jueces Oyarbide y Bonadio.

En el comunicado, la asociación pidió que la evolución de ambos procesos disciplinarios responda «a un adecuado cumplimiento por parte del Consejo de su misión constitucional sin privilegios ni animosidades de ningún tipo».

En 2011, la ACIJ denunció ante el Consejo a Bonadio por mal desempeño en su función a raíz de su accionar en dos causas.

La primera causa se relacionaba con la licitación internacional de Tandanor que fue adjudicada al consorcio Marítimos SA que se comprometía a pagar 7 millones de pesos en efectivo y 52 millones de pesos en una póliza de caución.

«La mora y las maniobras para frustrar el pago evidenciaron la incapacidad de pago de las diversas empresas que desembocaron en el inicio de una causa por defraudación contra la Administración Pública», recordó la ACIJ en el texto del comunicado.

Agregó que en esta causa se evidenció «el negligente accionar de Bonadio», que demoró nueve años la etapa de instrucción.

La segunda es la «causa Yoma» en la que se investigaban la cesión de derechos crediticios correspondientes al recupero del IVA al Banco de la Nación Argentina, créditos que habían sido previamente cedidos al Banco Macro SA.

A partir de estos hechos, en 2000 se presentó una denuncia por fraude en perjuicio de la Administración Pública contra sus directivos, recuerda el comunicado.

«Bonadio demoró más de cinco años en llamar a los imputados a declaración indagatoria. Sumado a esto, para el dictado de la sentencia de elevación a juicio se demoró 5 años más», consigna la ACIJ.

La asociación considera que «la conducta de Bonadio en ambas causas debería ser pasible de la más severa sanción dado el tenor de las mismas» y la «negligencia» en su accionar, que provocaron «desfinanciamiento» del Estado, lo que se traduce en «la imposibilidad de utilizar fondos públicos en las políticas públicas necesarias para la comunidad».

Télam
Scridb filter