17.03.20 // Vivienda y Hábitat (novedades)

Coronavirus: las personas en situación de calle necesitan una respuesta urgente

Desde la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) junto con el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), el Centro de Estudios Metropolitanos (CEM), Hábitat para la Humanidad – Argentina, la organización La Boca Resiste y Propone y el Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad de Buenos Aires, presentamos en el día de hoy una nota al Gobierno de la Ciudad advirtiendo la falta de políticas públicas adecuadas para las personas que viven en situación de calle en relación con la circulación del virus COVID-19.

En la presentación solicitamos que se adopten medidas urgentes para garantizar el acceso de las personas que viven en situación de calle a condiciones adecuadas de higiene y de acceso a la salud, para prevenir esta enfermedad.

Las personas sin hogar son un grupo especialmente vulnerable ante la pandemia. Según el Segundo Censo Popular realizado en abril de 2019, hay 7251 personas en situación de calle. De ellas, 5412 no tienen acceso a paradores, ni a establecimientos con convenio con el Gobierno de la Ciudad, es decir que duermen en la vía pública, por lo que el riesgo para su salud es aún mayor. El 38,1 % tienen afecciones de salud y, de hecho, los problemas declarados con más frecuencia están vinculados con dificultades respiratorias, condición que genera mayor vulnerabilidad frente al coronavirus. Además, el 10% de las personas en situación de calle tienen más de 60 años, grupo etario que presenta la tasa más elevada de mortalidad ante esta pandemia. 

Si bien la Subsecretaría de Asistencia y Cuidado Intensivo porteña anunció medidas para mitigar la propagación del Coronavirus, las acciones están principalmente orientadas al control de la circulación de esta población, pero ninguna garantiza su acceso a condiciones adecuadas de higiene y salud. La resolución aprueba un modelo de Declaración Jurada que debe firmar toda persona que solicite el ingreso a un establecimiento de atención a personas sin hogar (paradores) que incluye preguntas muy alejadas de la situación real de quienes viven en la calle, como consultas por viajes recientes a países afectados y el domicilio. 

Las causas que llevan a la situación de calle son estructurales y están relacionadas con la falta de políticas públicas que garanticen a todas las personas acceder a una vivienda digna. Por lo tanto, ante la ausencia de dichas políticas,  el impacto de cualquier medida temporal y desintegrada que apunte a prevenir el contagio del virus COVID-19 se minimiza. Las acciones a tomar en esta emergencia pueden y deben ser un punto de partida para construir un política a largo plazo que revierta la precariedad en la que viven miles de personas en la ciudad, hoy aún más expuestas al riesgo de enfermarse.

Scridb filter