31.07.17 // Igualdad educativa (novedades)

La vuelta a clases no es para todos los niños/as

La problemática de la falta de vacantes persiste durante la segunda mitad del año.

En Ciudad de Buenos Aires, si bien el art.  24 de la Constitución de la Ciudad reconoce el derecho a la educación desde los 45 días, el Gobierno de la Ciudad ha informado que la lista de espera para conseguir una vacante en el nivel inicial asciende a 10.553 niños y niñas. 2.397 casos corresponden a niños de 3 años, 3.877 a sala de 2 años, y 4.279 a lactantes y sala de 1.

La lista de espera de este año se incrementó un 69% respecto del mes de agosto de 2016, momento en el que se había informado un listado de 6.178 niños y niñas en lista de espera. A su vez, ésta es superior a la informada en septiembre de 2015, que había sido de 4.418.

Los datos surgen de la causa judicial iniciada por ACIJ en 2006, en la que el Gobierno se comprometió, a través de un acuerdo, a resolver el déficit estructural de establecimientos educativos de nivel inicial. El acuerdo se alcanzó tras dos sentencias judiciales que condenaron al Gobierno a cumplir con su obligación constitucional indelegable de asegurar y financiar el acceso a la educación inicial de los niños y niñas de la Ciudad, y advirtieron que era una obligación sistemáticamente incumplida.

El incremento de casi un 70% de la lista de espera, que se produjo entre 2016 y 2017 no posee relación con el crecimiento de la matrícula en escuelas estatales de nivel inicial, la que se ha incrementado en un 13%, entre 2011 y 2016. Es decir, mientras en 2011 se contabilizaban 49.429 niños y niñas, para 2017 la cifra ascendió a 56.231. 6502 niños y niñas que se incorporaron al sistema educativo inicial.

Más de seis años después de la firma del convenio, la problemática de falta de vacantes de nivel inicial no menguó, sino que, tal como surge de la información oficial, se incrementa cada vez más, en una clara violación a derechos fundamentales.