03.07.20 // Novedades, NOVEDADES

Reclamamos al Jefe de Gobierno que brinde una solución a las dificultades en el acceso a la alimentación escolar del Barrio Saldías

A  más de 100 días de suspendidas las clases, las niñas y niños del Barrio Saldías continúan enfrentando una serie de obstáculos para acceder a sus viandas escolares frente a la negativa de las autoridades del Ministerio de Educación porteño de gestionar un espacio de distribución seguro y cercano a sus domicilios.

El acceso a las viandas escolares es una forma de garantizar la alimentación de niñas, niños y adolescentes que se encuentran en situación de vulnerabilidad. Si bien las clases presenciales fueron suspendidas, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires  sigue teniendo la  obligación de proveer alimentos a las y los estudiantes que recibían alimentación en la escuela o que lo necesitan. A diferencia de lo que ocurre con muchos barrios de la Ciudad, las familias que viven Saldías tienen que recorrer largas distancias para poder retirar sus canastas escolares, exponiéndose así al posible contagio de COVID-19, lo que trae como consecuencia que muchas de ellas se vean impedidas de retirarlas. 

El proceso de distribución de las viandas que ha diseñado el Ministerio de Educación de la Ciudad ya ha sido declarado ilegal y se encuentra bajo el control de la justicia porteña debido a que las entregas no cumplen con la Ley 3.704 de Alimentación Escolar Saludable por ser insuficientes y por no alcanzar a todas las niñas y los niños. En el marco de dicho proceso judicial, se ordenó al gobierno porteño que facilite la entrega de bolsones en escuelas o instituciones públicas cercanas a sus domicilios. Sin embargo, esto no se está  cumpliendo para el caso de Saldías, demostrando el abandono absoluto de este barrio por parte de las autoridades de la Ciudad

A pesar de los diversos reclamos presentados como resultado de la colaboración de las familias del barrio con la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) y la Asesoría General Tutelar Nº4 – a través de notas a las autoridades, presentaciones judiciales y planteos verbales en audiencias – el Ministerio de Educación mantuvo una postura irrazonable de no buscar una solución alternativa. Como consecuencia, las niñas y  niños de Saldías no logran acceder a las viandas o sus familias encuentran serias dificultades al tener que recorrer largas distancias y exponiéndose a contagios que ponen en riesgo su salud.

Por estas razones nos dirigimos al Jefe del Gobierno de la Ciudad solicitando que, frente a la urgente necesidad que tienen las familias, adopte de forma inmediata las medidas que garanticen el acceso a la alimentación de las y los estudiantes que viven en el barrio de Saldías en condiciones de igualdad con el resto de las familias que  viven en la Ciudad.

Scridb filter