27.02.18 // Salud Mental (novedades)

ACIJ integrará el Órgano de Revisión de la Ley Nacional de Salud Mental

ACIJ representará a las organizaciones de derechos humanos en un organismo clave para la protección de los derechos de las personas con discapacidad psicosocial durante los próximos dos años.

 

El órgano de Revisión Nacional es un espacio intersectorial y multipartito creado por la ley 26.657 con el objetivo de garantizar los derechos de las personas usuarias de los servicios de salud mental y monitorear el efectivo cumplimiento de la Ley. Instituido en el ámbito de la Defensoría General de la Nación, cuenta con representantes del Ministerio de Salud de la Nación, de la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia de la Nación, del Ministerio Público de la Defensa, de asociaciones de usuarios y familiares del sistema de salud, de profesionales y otros trabajadores de la salud y de organizaciones de la sociedad civil abocadas a la defensa de los derechos humanos.

Entre sus funciones se encuentra el control de las condiciones y de los plazos de las internaciones involuntarias por motivos de salud mental, la denuncia y el requerimiento de intervenciones judiciales ante situaciones irregulares, la formulación de recomendaciones a organismos públicos y la realización de propuestas de modificación legislativa. Todas estas actividades son esenciales para avanzar en la creación de un sistema de atención de la salud mental que garantice los derechos humanos.

En la actualidad, muchas personas con padecimientos de salud mental son encerradas en manicomios y sometidas a tratos inhumanos y degradantes como sujeciones físicas, medicalización forzada y otras prácticas anacrónicas y violatorias de sus derechos. Por otro lado, la inexistencia de dispositivos comunitarios impide que quienes residen en hospitales monovalentes puedan ser externados y genera que sus internaciones se prolonguen indefinidamente, en detrimento de su derecho a la salud, a la libertad, a vivir en forma independiente y a ser incluidos en la comunidad.

En este contexto, esperamos contribuir al trabajo que el Órgano de Revisión realiza para la deconstrucción del modelo asilar y para el cumplimiento de los derechos humanos de las personas usuarias de los servicios de salud mental.