Compartir

Cuatro candidatos presidenciales utilizan abusivamente la publicidad oficial, y a través de ella inducen al voto para las próximas elecciones.

#Publicidad ilegal

Cuatro candidatos presidenciales utilizan abusivamente la publicidad oficial, y a través de ella inducen al voto para las próximas elecciones. Exijamos que dejen de hacer campaña electoral  ilegal, financiada con dinero de los ciudadanos.

La Ley electoral prohíbe la publicidad audiovisual antes de los 20 días previos a las elecciones nacionales. Los candidatos De la Sota, Rodríguez Saá, Scioli y Macri burlan la ley mediante la utilización de la publicidad oficial de las provincias de Córdoba, San Luis y Buenos Aires, y de la Ciudad de Buenos Aires, respectivamente.

Estos candidatos vienen utilizando abusivamente la publicidad oficial de esas provincias para obtener beneficios electorales personales. Los spots emiten mensajes más propios de una campaña electoral que de una acción comunicativa de un gobierno provincial. Asimismo, reproducen la imagen y voz de los respectivos candidatos, utilizan los colores y la estética de sus partidos, y expresan slogans identificados con ellos. Pese a que se trata de publicidades de gobiernos provinciales, varias de ellas realizan comunicaciones de alcance nacional, en un año electoral en el que son candidatos presidenciales.  En el caso de Rodríguez Saá la situación es aún más peculiar, pues ni siquiera es funcionario del gobierno de San Luis y aparece en un spot de la provincia.

La utilización proselitista de las cuatro publicidades en cuestión resulta inaceptable en nuestro marco legal y constitucional.

En primer lugar, porque significa utilizar recursos públicos en beneficio personal de los respectivos candidatos. El objetivo de la comunicación del Estado es que la ciudadanía acceda a información pública relevante y no fortalecer la imagen de una persona, por más que sea el gobernador o jefe de gobierno. Las campañas electorales de los candidatos deben ser costeadas con los presupuestos de sus partidos políticos y no con los del Estado que ocasionalmente administran.

En segundo término, los spots en cuestión representan un fraude a la ley electoral, ya que la publicidad audiovisual sólo puede emitirse dentro de los 20 días anteriores a la celebración de las PASO, mientras que los candidatos Macri, Scioli, Rodríguez Saá y De La Sota esquivan la prohibición emitiendo publicidad oficial de sus distritos que fortalece su imagen como candidatos presidenciales e induce el voto.

En tercer lugar, estos candidatos están obteniendo ventajas indebidas frente a sus contendientes que no gobiernan ningún distrito, pues mientras los primeros publicitan su imagen a través de una supuesta comunicación institucional, los segundos deben esperar al período habilitado legalmente para publicar spots televisivos y limitarse a los cupos que otorgue la autoridad electoral. De este modo, la publicidad ilegal de estos cuatro candidatos impide la libre competencia electoral y distorsiona el debate democrático al provocar una sobreexposición de sus mensajes.

Es por esto que le pedimos a los candidatos De La Sota, Macri, Rodríguez Saá y Scioli que dejen de hacer #PublicidadIlegal, y que ajusten su campaña política a los términos establecidos en las leyes electorales y en la Constitución Nacional. Asimismo, hacemos un llamado a la Justicia Electoral para que adopte medidas para hacerlas cesar.

Exijamos que se termine con el uso electoralista de la publicidad oficial.