08.10.09 // Novedades, NOVEDADES

Villa 31: juzgan a cinco delegados por un piquete (Clarín)

"Les preguntaron si habían recibido una nota avisándoles del corte y alguno dijo que sí", contó una fuente de la defensa. Durante la audiencia, también se reprodujeron imágenes de la protesta de aquel día.

Los delegados que están imputados por violar el artículo 78 del Código Contravencional son Julián Wald, Amalia Aima, Ramón Ojeda, Malvina Vargas y Aida Campó. ¿Por qué sólo ellos? Promediando el corte, fueron a una reunión con funcionarios porteños, que finalmente no se hizo. "Cuando subieron a los patrulleros los identificaron", contó una fuente judicial.

En caso de ser condenados, los acusados deberán realizar tareas comunitarias y pagar una multa de 200 a 1.000 pesos. "Este juicio es una pérdida de tiempo, nos van condenar a hacer tareas comunitarias, que es lo que hacemos todos los días. Claramente, esto es una persecución política", se quejó el delegado Ramón Ojeda ante Clarín. Y agregó: "Ese día fuimos a pedir por la urbanización, el Gobierno debería darle una solución a la gente en lugar de promover estos juicios". Durante el corte, también se reclamaba la participación de los vecinos en la demanda que promovió la Ciudad para frenar las construcciones en altura, por considerarlas riesgosas.

Por su parte, el Ministerio de Seguridad y Justicia porteño aclaró que no presentó ninguna denuncia por este corte, sino que lo hizo de oficio una fiscal.

Aunque hay pocos testigos citados, el juicio podría durar un mes porque las audiencias se harán sólo los miércoles. La semana próxima declararán los legisladores porteños Fabio Basteiro y Liliana Parada. Además, están citados Luciana Bercovich y Mauro Chellillo, abogados de ACIJ, una ONG que trabaja habitualmente con los vecinos de la villa 31, Soledad Pujo y Victoria Ricchiardi, de CORE.

La demora en llegar a juicio fue por un conflicto de competencia. Algunos sostenían que debía intervenir la justicia nacional, pero la causa quedó en la porteña.

Por Nicolás Pizzi

Clarín

 

Deje un comentario