17.03.10 // Novedades, NOVEDADES

Varias ONG impulsan cambios en la Magistratura (La Nación)

Seis organizaciones de la sociedad civil que trabajan en temas de justicia propusieron ayer en la Cámara de Diputados amplios cambios en el Consejo de la Magistratura, entre ellos, modificar la integración del cuerpo para evitar el poder de veto del que goza actualmente el oficialismo.

En forma paralela, la bancada del Frente para la Victoria presentó un proyecto de ley para transferir a la ciudad de Buenos Aires la justicia ordinaria nacional con asiento en la Capital Federal, tal como lo estipula la reforma constitucional de 1994.

La iniciativa fue redactada por el diputado Carlos Kunkel, muy cercano a Néstor Kirchner, y respaldada por los legisladores Agustín Rossi, Juan Carlos Dante Gullo, Héctor Recalde, Alejandro Rossi, Luis Cigogna y Diana Conti, entre otros.

El documento de las organizaciones civiles, expuesto por Alvaro Herrero, director ejecutivo de la Asociación por los Derechos Civiles (ADC), lleva también las firmas de representantes del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), Poder Ciudadano y la Unión de Usuarios y Consumidores.

"Debe respetarse el mandato constitucional y garantizar que todos los estamentos que componen el Consejo de la Magistratura estén representados en forma equilibrada", dijo Herrero, durante una reunión plenaria de las comisiones de Asuntos Constitucionales, de Justicia y de Peticiones, Poderes y Reglamentos de la Cámara baja.

Por impulso de la oposición, allí empezó a discutirse hace 15 días la reforma del órgano que selecciona y remueve a los jueces.

Polémicas

En el anterior encuentro de estas comisiones, el diputado Alejandro Rossi había polemizado con el presidente de la Asociación de Magistrados, Ricardo Recondo, y había propuesto establecer un método de evaluación periódica de los magistrados. Sugirió también que debían estudiarse los orígenes y las costumbres sociales de los futuros integrantes del Poder Judicial.

La idea de una revisión periódica de los jueces fue respaldada ayer por el secretario general de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación, Julio Piumato, hombre de extrema confianza del líder de la CGT, Hugo Moyano.

"No sólo es importante la designación, sino también el control de desempeño. Hay muchos jueces que dicen «llegué» y dejan de estudiar. Y cuando van a congresos hacen de cuenta que estudian, pero se van de vacaciones", sentenció el gremialista.

La Nación

Deje un comentario