27.06.19 // Derechos Económicos Sociales y Culturales (novedades)

UN PASO MÁS CERCA DE SALDAR UNA DEUDA CON LA INFANCIA

Luego de 14 años de ausencia, Diputados confirmó a la Defensora de la niñez.

La Cámara de Diputados aprobó la designación de autoridades en la Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes. El nombramiento de Marisa Graham al cargo de Defensora, y de Facundo Hernández y Fabián Repetto como defensores adjuntos, fue aprobado por una abrumadora mayoría.

Ha sido un proceso extenso y arduo, y aún falta un paso clave para lograr que la infancia tenga quien la defienda y controle que se garanticen sus derechos: el Senado debe aprobar la designación y tomar juramento a la defensora. 

En 2005 el Congreso sancionó una ley de protección integral de niñas, niños y adolescentes, que reconoció derechos de NNyA y diagramó un esquema institucional que permitiera garantizarlos en condiciones de equidad en todo el país. Luego de años de demoras y reclamos, en 2019 culminó el concurso de oposición y antecedentes, procedimiento establecido en la ley para su designación.  Se inscribieron 68 personas, que atravesaron cuatro instancias de evaluación. Entre ellas un examen escrito que aprobaron 15 personas, y de ellas se seleccionó a tres que integraron las candidaturas propuestas. Este proceso fue un avance hacia la transparencia y la reducción de las discrecionalidades en la designación de quienes liderarán una institución fundamental para los derechos de la infancia. 

Si bien con su decisión la Cámara de Diputados dió un paso adelante fundamental para la designación, la vacancia de la defensoría sigue siendo un tema urgente. Falta que el Senado intervenga para terminar de saldar esta deuda con la niñez. 

La puesta en marcha de la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes es urgente. Todos los días niñas, niños y adolescentes enfrentan múltiples vulnerabilidades y afectaciones en sus derechos.  Tanto por la pobreza que sufren más de la mitad de las niñas y niños por los ingresos de sus grupos familiares, como por los déficits en las políticas públicas que fallan al no lograr garantizarles el acceso a sus derechos en condiciones de igualdad.  

Estamos un poco más cerca de saldar una deuda histórica con la infancia. El Senado debe sesionar y dar el paso que falta.

Scridb filter