06.07.06 // Novedades, NOVEDADES

Tres acciones judiciales le reclaman a Kirchner que cubra las vacantes en la Corte (Diario Judicial)

Buscan que la Justicia le ordene al presidente que cubra las vacantes que dejaron Belluscio y Boggiano en octubre del año pasado y que cumpla con el decreto 222 por el cual se auto impuso el plazo de 30 días para proponer los candidatos cuando se produjera una vacante. También hubo reclamos del Colegio Público y de algunos jueces.
Ante la falta de respuesta del presidente Néstor Kirchner para cubrir las vacantes en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, tres acciones se tramitan en la Justicia para que el Gobierno cumpla con el decreto 222/03 que establece que en 30 días se debe proponer un candidato para el máximo tribunal cuando se haya producido una vacante. De las tres acciones, dos se tramitan en el fuero Contencioso Administrativo y otra en la Justicia Penal.

La última presentación fue efectuada este lunes por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ). Se trata de un amparo colectivo con el objetivo que la Justicia le ordene al presidente que cubra las vacantes que dejaron Augusto Belluscio por renuncia y Antonio Boggiano que fue destituido por el Senado nacional. El amparo recayó en el juzgado N° 8 de Clara Do Pico.

Otro amparo por mora presentó, el 8 de junio, el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires para que el Gobierno informe los motivos por los cuales no cubrió las vacantes. Si bien la institución le había enviado una nota el 31 de marzo al Poder Ejecutivo con el mismo objetivo, ante la falta de respuesta, acudió a la Justicia. El amparo se tramita en el juzgado en lo contencioso administrativo N° 4 a cargo de Sáenz de Urquiza.

Kirchner firmó, al comienzo de su mandato en 2003, el decreto 222 por el cual se autoimpuso 30 días para proponer un candidato ante una vacante en la Corte. Pero ese plazo está largamente vencido: Belluscio renunció en septiembre de 2005 y Boggiano fue destituido en octubre del año pasado. Actualmente la Corte tiene siete de los nueve miembros que deben integrarla.

“Lo más grave es que el propio Kirchner incumpla ahora el decreto que él mismo dictó y que fue destacable en su momento. Para realmente ser un país en serio, debemos tener un especial apego a las normas”, afirmó Juan Antoniassi, coordinador del Programa Fortalecimiento Institucional de ACIJ, a través de un comunicado.

Por las vacantes, el Presidente también fue denunciado penalmente. El abogado y escribano Carlos Mayo presentó el 7 de junio en el juzgado federal N° 9, que subroga Octavio Aráoz de Lamadrid, un escrito para que se investigue a Kirchner y al ministro de Justicia, Alberto Iribarne, en los términos del artículo 249 del Código Penal por violación de los deberes de funcionario público. Mayo entiende que la no cobertura de las vacantes “no es una inocente y culposa omisión del PEN, sino de una deliberada actitud dolosa”.

Sin embargo, un fiscal de ese fuero ya trató una denuncia similar y recomendó desestimarla. Fue la que presentó el abogado Ricardo Monner Sans el 17 de mayo, también por incumplimiento de los deberes de funcionario público. Pero el fiscal federal Eduardo Taiano entendió que no constituye delito la no cobertura de las vacantes y le recomendó al juez Jorge Urso desestimar la denuncia.

Por otra parte, el Consejo Directivo del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal también reclamo por las vacantes y calificó como “irregular” la situación de la Corte. “La defensa y el afianzamiento del Estado de Derecho reclama el cumplimiento con este reclamo implica evitar se sume debilitamiento al Poder Judicial de la Nación”, señaló la institución a través de un comunicado.

Las vacantes en la Corte resienten el funcionamiento del Máximo Tribunal ya que se requiere cinco votos para emitir fallos y, con los siete miembros actuales, en muchos casos de trascendencia como la pesificación, se dificulta reunirlos, y los propios jueces reclamaron por las vacantes.

“Yo digo: señores, o nos dejan en siete y empezamos a trabajar con una mayoría de cuatro o llenan las vacantes. Estamos en una situación de emergencia. Vamos a necesitar por lo menos de cinco años para superar tanto atraso”, dijo la Jueza Carmen Argibay a principios de junio en una conferencia.

A pesar del reclamo desde el Gobierno dan señales de que por ahora las vacantes no se cubrirán. “No creo que el problema de la Corte Suprema pase por la cantidad de miembros con la que esté funcionando, sino que está más en relación con el hecho de que el tribunal tenga o no visión de Estado, y actúe en función de un certero concepto de lo que es lo público”, había señalado el jefe de la bancada oficialista del Senado, Miguel Ángel Pichetto.

Por su parte, Iribarne señaló que “nada garantiza que se se incorporaran dos miembros más y si hubiera, por ejemplo, dos proyectos de fallo para resolver un determinado tema, no surja una tercera visión para esa misma decisión con la incorporación de los dos nuevos” y le reclamó a la Corte “trabajar más intensamente en lograr un acuerdo de cinco voluntades”.

Deje un comentario