04.07.07 // Novedades, NOVEDADES

Trenes de Buenos Aires (TBA) deberá abonar una multa de diez mil pesos diarios por desobedecer a una orden judicial que lo obliga a mejorar el servicio en el ramal Once-Moreno

Para el juez federal Ernesto Marinelli quienes viajan en esta línea reciben “un servicio desigual y secundario respecto del que se les otorga a los pasajeros del ramal Retiro/Tigre”.

TBA será sancionada con una multa de diez mil pesos por día hasta tanto no cumpla con la condena impuesta por la Justicia que la obliga a mejorar “inmediatamente a la limpieza de los vagones que se utilizan en las formaciones que prestan el servicio en el corredor de la línea Sarmiento”. Asimismo le ordena a TBA a reponer vidrios, asientos, tapizados y apoya-cabezas de esas formaciones.

En su resolución el Juez destaca que basta “con las pruebas arrimadas a la causa por la propia concesionaria para tener por acreditado el incumplimiento de la sentencia” como también deja en claro que la sola existencia de un vidrio roto “es susceptible de comprometer la integridad física y hasta la vida de los usuarios. Por manera que frente a la advertencia sobre la existencia de un vidrio roto, se deben adoptar inmediatamente medidas que permitan superar esa situación de riesgo eventual; sin lugar, repito, a excusa alguna”.

Esta resolución se da en el marco de una acción judicial desarrollada contra TBA por la Unión de Usuarios y Consumidores que en 2005 denunció este trato discriminatorio hacia los pasajeros del ramal Once/Moreno y que finalizó con una condena a la empresa concesionaria.

“La justicia ha adoptado un rol activo en defensa de los usuarios del servicio ferroviario. Los jueces tienen la obligación de controlar el cumplimiento de la Constitución Nacional y de los marcos regulatorios y, por lo tanto, es elogiable que le exijan a las empresas de trenes que cumplan con estos marcos normativos”, explicó Ezequiel Nino, co-director de la ACIJ.

Deje un comentario