20.12.05 // Novedades, NOVEDADES

Senado: avanza la polémica reforma de la Magistratura (Clarín)

Pese a las críticas que genera, el oficialismo intentará aprobar este jueves en el Senado el polémico proyecto de reforma al Consejo de la Magistratura, que impulsa la senadora Cristina Fernández de Kirchner.

Aunque el proyecto ya tiene dictamen firmado, Cristina convocó para hoy a la Comisión de Asuntos Constitucionales para escuchar a los representantes de ONG vinculadas a temas de Justicia: Poder Ciudadano, CELS, Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP), Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), Foro de Estudios sobre la Administración de Justicia (Fores), UUYC y FARN.

Estas instituciones fueron invitadas a “expresar su opinión” sobre el dictamen producido, aunque no se dio ninguna garantía de revisión en caso de que surjan observaciones. El dictamen fue firmado días atrás por los nuevos senadores, ya que un texto idéntico había perdido estado parlamentario con la renovación parcial de la Cámara.

Asuntos Constitucionales empezará a sesionar a las 16.30 y su primer tema será designar autoridades. Cristina Kirchner reasumirá formalmente como presidenta de la comisión, ya que por cuatro días —dejó su banca por Santa Cruz el 10 de diciembre y juró recién el 14 por Buenos Aires— había dejado de ser senadora. Después será el turno de las ONG para exponer sobre la reforma de la Magistratura.

El proyecto, que reduce de 20 a 13 los miembros del Consejo, es resistido por jueces, abogados y minorías políticas. Disminuye de 4 a 3 la presencia de los jueces, de 4 a 2 para abogados, y de 2 a 1 para académicos. Los políticos pasarían de 8 a 6 (tres por cada Cámara del Congreso). Se mantiene un delegado del Ejecutivo, y se elimina la figura del presidente, que en la actualidad es el titular de la Corte. Además, perdería el manejo del presupuesto de todo el Poder Judicial.

También elimina el jury de enjuiciamiento como organismo permanente (se constituiría un tribunal “ad hoc” para cada juicio político en particular), y se unificarán las comisiones de Acusación y Disciplina del Consejo.

El oficialismo argumenta que hay que reformar el Consejo por que es “lento, pesado y corporativo” y “no cambia” las cosas en el Poder Judicial.

Para quienes se oponen, la reforma provocará un desequilibrio del organismo que le dará al Gobierno de turno las mayorías necesarias para bloquear la designación o enjuiciamiento de magistrados, porque sus representantes controlarían el 38% del cuerpo. Y quedan afuera las minorías políticas como el ARI o las fuerzas de centroderecha.

Con su aplastante mayoría en el recinto, el oficialismo buscará aprobar este jueves la reforma, si es que queda tiempo luego de aprobar todos los proyectos económicos que necesita el Ejecutivo: el decreto de necesidad y urgencia para saldar la deuda con el FMI, la prórroga de impuestos y el Presupuesto 2006.

Deje un comentario