10.04.17 // Acij en los medios, ACIJ en los MEDIOS, Destacadas (medios)

Se renueva la polémica por la falta de vacantes en escuelas de nivel inicial de la ciudad

Por María Ayuso

Arrancaron las clases y en la ciudad de Buenos Aires (CABA) se repite la misma polémica: padres que no consiguen vacantes para sus hijos en el nivel inicial y un Estado que advierte, como defensa, que la obligatoriedad de escolarización establecida por la ley nacional de educación es desde los 4 años y, a partir de esa edad, tienen el 100% de las vacantes garantizadas.

Del lado contrario, grupos de padres, organizaciones sociales y legisladores de la oposición le reclaman al Gobierno que cumpla con el artículo 24 de la Constitución de la CABA, según el cual debe “asegurar y financiar la educación pública, estatal laica y gratuita en todos los niveles y modalidades, a partir de los 45 días de vida hasta el nivel superior”. Señalan que son miles los padres que cada año se embarcan en una travesía agotadora: conseguir una vacante para sus hijos de hasta 3 años en escuelas públicas. Y agregan que es una problemática de largo arrastre, que afecta a chicos de todas las comunas.

Acuña coincide con que la Constitución porteña es superadora a la ley nacional. “La Constitución genera derechos y el Estado va acompañando la construcción de los mismos”, dice. “Queremos poder trabajar con los chicos en una edad más temprana, sobre todo con los más vulnerables, por eso apostamos a ampliar la sala de 3 y a garantizar más de lo que hoy estamos cubriendo.”

Cuando supo que la chica había quedado en el número 66 de la lista de espera, lloró desconsoladamente. “En casa necesitamos un sueldo más y no puedo buscar un trabajo porque no tengo dónde dejar a Amelia”, cuenta.

Las organizaciones denuncian que el gobierno se niega a brindar información actualizada sobre cuántos son los chicos afectados. Según las últimas cifras que dio en agosto de 2016, ese año la lista de espera por falta de vacantes en el nivel inicial fue de 6178 niños. Acuña responde: “Todavía estamos reasignando vacantes. Es un proceso absolutamente personalizado”.

Rebeca Montania (27) intentó inscribir a su hija Amelia en la sala de 2, pero quedó en lista de espera
Rebeca Montania (27) intentó inscribir a su hija Amelia en la sala de 2, pero quedó en lista de espera. Foto: Silvana Colombo
 

En marzo de 2016, Patricio del Corro, diputado de la ciudad por el Partido de los Trabajadores Socialistas, presentó en la Legislatura porteña un pedido de informes al Ministerio de Educación. “Este año, que el gobierno se niegue tan fuertemente a dar esta información nos hace sospechar que la crisis es mayor a la que creemos”, asegura del Corro.

Buscando a otras familias que pasaran por su misma situación, Rebeca conoció al grupo de padres La Vacante es un Derecho: “Ellos me explicaron qué reclamos tenía que hacer. Es la única manera: en ningún lado te quieren firmar un papel y no te dan respuesta”, cuenta.

 

Un sinfín de reclamos

En 2006, la ACIJ inició una acción de amparo colectivo contra el gobierno de la CABA por la falta de vacantes en el nivel inicial. Luego de obtener sentencias a favor en primera y segunda instancia, en 2011 las partes llegaron a un acuerdo por el cual el Estado se comprometió a resolver de manera definitiva la cuestión, cumpliendo con un plan de obras para la creación de nuevas vacantes, y presentando bimestralmente información sobre las ejecutadas, datos presupuestarios y el listado actualizado de niños en lista de espera.

“Cinco años después del acuerdo, el Ministerio de Educación persiste en incumplir con sus obligaciones de dar información. Y, más grave aún, no realiza las obras necesarias”, subraya Antúnez.

Por su parte, Marcelo Guouman, legislador por la UCR Capital (Bloque Suma+), destaca que “el que queden chicos sin poder entrar al sistema público termina generando una circulación hacia el privado: muchos padres hacen un gran esfuerzo para lograrlo; otros se quedan afuera”. Sobre este punto, Arturo Pozzali, defensor adjunto de la Defensoría del Pueblo de la ciudad, dice: “Debemos tener presente que una sala maternal está en promedio unos 4500 pesos por mes”.

Patricia Pines, fundadora del colectivo de padres Vacantes para Todos en las Escuelas Públicas, opina: “La mayor parte de las mamás y papás hoy trabajan, si no es muy difícil sostener una familia; por eso necesitamos escuelas para que los niños no queden en manos de cualquier persona no capacitada”.

Advierten que en la primaria y secundaria también hay problemas de falta de vacantes, pero se resuelven reubicando a los chicos en escuelas lejanas a sus hogares. “En el caso de nivel inicial se quedan directamente sin ir a la escuela”, dice Antúnez.

Acuña recuerda que el jefe de gobierno se comprometió a construir 30 escuelas nuevas con salas de 3 para 2019.

 

Para saber más

ACIJ

info@acij.org.ar

Vacantes para Todos en las Escuelas Públicas

FB: Vacantes para Tod@s en las Escuelas Públicas

La Vacante es un Derecho

FB: La Vacante es un Derecho

Defensoría del Pueblo dela Ciudad

0800-999-3722