26.04.13 // Novedades, NOVEDADES

Repudio al accionar de la Policía Metropolitana en el Hospital Borda

Comunicado de la Red por la Plena Implementación de la Ley Nacional de Salud Mental 26.657

Las organizaciones firmantes, integrantes de la Red por la Plena Implementación de la Ley Nacional de Salud Mental 26.657 repudiamos enérgicamente la represión de la Policía Metropolitana que tuvo lugar durante el día de hoy en el Hospital Borda sobre personas internadas y trabajadores que intentaban resistir la demolición del taller protegido N° 19. Resulta alarmante la irrupción de la fuerza porteña en las instalaciones del hospital que generó más de 20 heridos de gravedad, además de incrementar la violencia en un lugar donde históricamente se han segregado a personas con padecimientos mentales bajo el pretexto de brindarles un tratamiento adecuado.

 Ley Nacional de Salud Mental determina que las políticas públicas de salud mental deben reorientar sus recursos desde los históricos modos de intervención manicomiales hacia otros de atención comunitaria y promover acciones que garanticen la inclusión social de las personas que han sido excluidas durante años del ejercicio de derechos fundamentales. Las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires resisten la implementación de esta ley, al igual que lo viene haciendo hace más de 12 años con la Ley 448, y mantienen a la internación psiquiátrica como única respuesta pública.

 Lejos de avanzar hacia la desmanicomialización, el gobierno de la Ciudad desocupa espacios de los hospitales monovalentes y deriva recursos de salud pública hacia otros fines, bajo el velo de la implementación de la ley lo que conduce la discusión hacia la defensa a ultranza del hospital psiquiátrico, sin identificar que defender la salud pública no es defender el manicomio. Para garantizar un verdadero proceso de desinstitucionalización a las personas allí internadas es imprescindible avanzar en discusiones estratégicas que versen sobre políticas claras de reorientaciones de recursos hacia servicios de salud mental comunitarios y alternativas de acceso a la vivienda e inclusión laboral y educativa.

 Si bien los intentos de derribar parte del Borda reafirman que los planes desarrollistas enla ciudadse imponen sobre los derechos de las personas que se ven obligadas a vivir en el manicomio, esta problemática es sólo un distractor que posterga las discusiones de fondo y polariza los debates. El verdadero foco debería estar puesto en la urgente reglamentación de la Ley Nacional de Salud Mental y la interpelación a las autoridades porteñas por su persistencia en invertir millonarios recursos disponibles en el fortalecimiento de instituciones psiquiátricas.

Ver organizaciones firmantes

Deje un comentario