27.12.05 // Novedades, NOVEDADES

Rechazan el plan oficial, pero piden cambios (La Nación)

“En primer término, quiero señalar que la diversidad ideológica entre los presentes no hace más que confirmar lo poco saludable del proyecto [de reforma]. No nos une el amor, sino el espanto”, comenzó diciendo Juan Antoniassi, de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ).

La diversidad de la que habló Antoniassi generó algunas diferencias en el centro del foro de organizaciones: el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) no estuvo en la convocatoria de los bloques opositores.

“No somos ni oficialismo ni oposición. Y la de ayer era una convocatoria de la oposición para definir su estrategia legislativa”, explicó a LA NACION la dirigente Andrea Pochak.

Además de ACIJ, estuvieron presentes representantes del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (Inecip), de la Fundación Poder Ciudadano y del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec). También asistieron dirigentes del Foro de Estudios sobre la Administración de Justicia (Fores), aunque esa organización mantiene una postura diferente del resto de las ONG.

“Nos oponemos al proyecto, pero le exigimos a la oposición que abra el debate -dijo Luciano Hazan, de Inecip-. Hace falta modificar cosas en el Consejo y no hay que perder la oportunidad.”

Unos minutos antes, Mariano Fernández Valle, el representante de Cippec, había sostenido que el proyecto de reforma oficial “viola el espíritu de la reforma constitucional de 1994, que apuntaba a atenuar el hiperpresidencialismo”.

Anteayer, las ONG -incluido el CELS- habían enviado un documento a todos los diputados en el que se detallaban todas las objeciones a la iniciativa que empuja la Casa Rosada. De la audiencia de ayer participaron las agrupaciones de abogados de más peso, como la Federación Argentina de Colegios de Abogados y el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal.

Con su clásico pañuelo blanco estuvo también Nora Cortiñas, miembro de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, quien se sumó al rechazo a la iniciativa. “Estamos en favor de una justicia verdadera y democrática y lo que se intenta hacer es algo inconstitucional y es eliminar la posibilidad de que esta justicia sea independiente y de que se siga juzgando a jueces que son corruptos o que no cumplen su cometido debidamente”, afirmó.

Deje un comentario