01.10.12 // Fortalecimiento de las Instituciones Democráticas (medios), Poder Judicial y Democracia (medios)

Pese a los cuestionamientos, el Senado aprobará el pliego de un polémico juez

Luis Rodríguez ocupará un juzgado clave en el fuero en lo criminal, que tramita las causas de funcionarios. Está acusado de hacer trampa en el concurso en el que resultó electo

El miércoles, de no mediar imprevistos, el Senado de la Nación aprobará a los cuatro jueces federales propuestos por el Poder Ejecutivo para cubrir las vacantes del fuero en lo Criminal y Correccional. Tras lograr dictamen en el recinto hace dos semanas, el oficialismo impondrá la mayoría simple y de esa manera avalará los pliegos de Sebastián Casanello, Sebastián Ramos, Marcelo Martínez de Giorgi y Luis Osvaldo Rodríguez. Respecto a los tres primeros, no hubo mayores objeciones en la audiencia del 19 de septiembre, aunque sí existen cuestionamientos sobre los antecedentes de Rodríguez, actual juez de instrucción y candidato a ocupar el Juzgado 9, subrogado por Sergio Torres.

A fines de la semana pasada, la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) redobló la apuesta y presentó una acción de amparo contra la designación de Rodríguez, a quien ya había impugnado, solicitando que se repita la audiencia ya que, según su criterio, no se hicieron todas las preguntas que se deberían haber hecho. El repudio a un eventual nombramiento de Rodríguez en un fuero tan trascendente, que investiga las principales causas contra funcionarios, es generalizado, ya que además impugnaron su candidatura el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y el Foro de Estudios sobre la Administración de Justicia (Fores), entre otros organismos.

Juez de instrucción desde hace 18 años, Rodríguez está acusado de haber contado con anterioridad el temario del examen del concurso en cuya orden de mérito terminó quinto –veinte lugares por encima del fallido concurso previo– y por el cual fue uno de los ternados que el Consejo de la Magistratura elevó a Presidencia. Además, se cuestiona su cercanía con Javier Fernández, hombre K con peso en la Justicia y miembro de la Auditoría General de la Nación, y le adjudican el hecho de ser coleccionista de objetos nazis.

En la audiencia citada, Rodríguez negó haber hecho “trampas” en el concurso y tener relación con los miembros del Jurado que lo examinó en el concurso 140, a excepción de Sergio Torres, a quien reemplazará en el juzgado 9 si el Senado lo aprueba el miércoles. Sí, en cambio, reconoció tener estrecho vínculo con Fernández, quien es padrino de una de sus hijas. También rechazó toda afinidad con el nazismo.

“Se aprueba sin problemas, el kirchnerismo impone mayoría y lo saca por un tubo el tema”, cuentan casi resignados los senadores opositores. El bloque radical votará en contra de la designación de Rodríguez, al igual que el integrante de la Comisión de Acuerdos del Senado, Luis Juez. El senador cordobés, consultado por El Cronista, opinó que “para definir estos cargos tan determinantes, hay que tomarse todo el tiempo posible. No hay ninguna urgencia y si hace falta hay que repetir la audiencia”. A pesar del amparo presentado por la ACIJ y de la opinión de Juez, el presidente de la Comisión de Acuerdos Marcelo Guinle respondió por carta que no existieron irregularidades y descartó cualquier “supuesto vicio”.

Bavio, el único sin dictamen
En la audiencia del 19 de septiembre, obtuvieron dictamen 34 de los 35 pliegos elevados. La excepción fue Julio Leonardo Bavio, candidato a juez federal de Salta en el juzgado primero. Actual magistrado subrogante, Bavio es cuestionado por su presunta cercanía con el gobernador provincial Juan Manuel Urtubey, quien habría avalado su postulación luego de que un fallo del juez respecto a la interna del PJ local favoreciera los intereses del mandatario.

El Cronista

Deje un comentario