10.09.08 // Novedades, NOVEDADES

Otorgarán 15 mil becas más (Crítica)

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dio marcha atrás y decidió otorgar becas a 15.812 alumnos secundarios de hogares con ingresos bajo la línea de pobreza –1.050 pesos– sin someterlas a una reconsideración, como tenía previsto el Ministerio de Educación. La ayuda ronda los 600 pesos y se suma a las 22 mil becas que se otorgaron a principios de año sin cuestionamientos y a las 3.500 que se concedieeron después a alumnos de las Escuelas de Reingreso y del programa de Padres Adolescentes: 43 mil en total. El anuncio fue realizado por el ministro Mariano Narodowski, durante una sesión en la Comisión de Educación de la Legislatura en la que el funcionario fue insultado por los estudiantes.

Narodowski había acordado la semana pasada presentarse a dar explicaciones sobre el recorte de becas. Después, el oficialismo decidió que “se habían dado las respuestas” y que el funcionario no iría a la reunión. Los diputados no recibieron comunicación del “faltazo” y se reunieron igual: llegaron estudiantes, dirigentes, padres, autoridades. El fantasma de la interpelación volvió a flotar y Narodowski corrió al Salón Montevideo cuatro horas después de lo previsto.

En su presentación, el ministro admitió “un error” en el otorgamiento de ayudas y anunció la decisión de dar otras 15 mil becas. “No queda claro todavía de qué manera se hizo el recorte de las becas, cuando había personas que estaban en situación de vulnerabilidad y que vieron afectado su derecho a la educación”, reconoció la coordinadora del programa Igualdad Educativa de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, Nuria Becu, quien considera que todavía 15 mil chicos quedan “afuera” de las subvenciones.

“En función del presupuesto que contamos, más 6 millones de ampliación presupuestaria que votaron los diputados, estamos en condiciones de mejorar la distribución de becas”, dijo Narodowski. Cuando faltaban dos diputados por tomar la palabra, los alumnos arremetieron con cánticos e insultos al ministro. Le gritaron “Da la cara, cobarde” y “renunciá al cargo”.

“Yo celebro que Narodowski haya ratificado que ningún alumno que necesite una beca se va a quedar sin ella”, dijo el diputado de la Coalición Cívica Enrique Olivera. La socialista Verónica Gómez agregó que “por suerte se aceptó que hubo un error en los criterios de otorgamiento de las becas”. Los padres no quedaron tan satisfechos: Martha Luna, una mamá del Mariano Acosta, dijo que el ministro llegó “con actitud soberbia” y por eso caldeó el ambiente.

Un profesor del Nicolás Avellaneda aseguró que la decisión “tuvo que ver con la pelea de los alumnos y la toma de colegios”, y Natalia, alumna del Julio Cortázar, reconoció que la medida “es un gran paso”.

Narodowski no tendrá paz pese al anuncio: los docentes porteños llamaron a un paro por 48 horas para el 17 y 18 de septiembre.

Crítica

Deje un comentario