07.05.15 // Novedades, Fortalecimiento de las Instituciones Democráticas (novedades), Gobierno Abierto, Rendición de Cuentas y Participación Ciudadana (novedades), NOVEDADES

Organizaciones de la Sociedad Civil trabajan para una ley integral para el sector

El martes 5 de mayo se llevó adelante el encuentro “El marco legal y fiscal de las organizaciones de la sociedad civil” convocado por la Confederación de la Sociedad Civil, la Red Argentina para la Cooperación Internacional (RACI) y ACIJ (Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia), en el Anexo de la Cámara de Diputados de la Nación.

A la reunión asistieron directores ejecutivos y miembros de diversas organizaciones, que discutieron sobre el impacto del marco legal y fiscal vigente para el sector en la actividad de las organizaciones de la sociedad civil.

En el marco del debate, hubo coincidencias respecto a que el régimen actual para la obtención de personería jurídica resulta sumamente lento, complejo, de difícil acceso, oneroso, y por lo tanto desigualitario y particularmente perjudicial para las organizaciones más pequeñas; que los incentivos institucionales para la realización de donaciones privadas resultan insuficientes;  que en general los aportes públicos carecen de mecanismos transparentes y concursables para la asignación de financiamiento a organizaciones; que el régimen de exenciones impositivas actuales resulta engorroso, de difícil acceso e insuficiente; que la carga de los aportes patronales resulta muy oneroso para organizaciones que carecen de una finalidad de lucro, y que el sistema de aportes debe ser repensado sin que ello signifique precarizar o perjudicar a los trabajadores de las organizaciones.

a selec 2a selec 3

Asimismo, las organizaciones coincidieron en que el nuevo Código Civil y Comercial significa un avance al unificar en un mismo cuerpo parte de la normativa que rige a las organizaciones de la sociedad civil. No obstante, se destacó que el contenido del nuevo código resulta particularmente problemático en tanto impone mayores formalidades que podrían funcionar como fuertes desincentivos a la participación ciudadana, y también que algunos de sus artículos dejan la puerta abierta a posibles injerencias estatales arbitrarias sobre las OSC, lo cual resulta sumamente riesgoso para el derecho a la libertad de asociación y a la libertad de expresión de los ciudadanos.

En la reunión hubo una coincidencia unánime respecto de la necesidad de coordinar acciones comunes por parte de toda la sociedad civil, con el fin de continuar y reimpulsar el trabajo que varias organizaciones vienen realizando desde hace años para alcanzar una ley de regulación integral de las organizaciones de la sociedad civil que contemple sus heterogeneidades, ofrezca respuestas a sus problemáticas, e incentive la participación ciudadana.