11.03.15 // Villas e Integración Urbana (novedades)

Murió un niño en el barrio Rodrigo Bueno por falta de obras de urbanización

Desde ACIJ (Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia) expresamos nuestro profundo pesar ante la muerte de Gastón, un niño de 13 años que cayó a un pozo ciego cerca de su casa en la manzana 2 del barrio Rodrigo Bueno, ubicado entre la Reserva Costanera Sur y la Ex Ciudad Deportiva de la Boca, al frente de Puerto Madero. Su familia llamó de inmediato al SAME pero la ambulancia llegó 40 minutos más tarde.

La muerte de Gastón no fue un accidente sino que se vincula directamente con la falta de obras públicas, la prohibición para el ingreso de materiales y el reciente rechazo por parte de la Sala II de la Cámara CAyT del derecho a la urbanización y a la integración social y urbana de los/as vecinos/as del barrio, desconociendo el contenido que la constitución local brinda al derecho al hábitat adecuado y a una vivienda digna.

En septiembre pasado, se revocó la sentencia de primera instancia que había ordenado la integración urbana y social de la villa “Rodrigo Bueno”. Los magistrados sostuvieron que las familias no tenían ningún título que avale la ocupación y que la permanencia en bienes públicos no otorga derecho a reclamar la propiedad. A su vez, entendieron que no hay en el presente caso una obligación legal específica para adoptar la solución ordenada por la sentencia de primera instancia. También afirmaron que la decisión de urbanizar un barrio corresponde a la Administración, excediendo el ámbito de facultades del Poder Judicial.

Los habitantes de Rodrigo Bueno viven allí hace más de 20 años, cuando el predio estaba completamente abandonado e inutilizado. En el año 2005 un grupo de vecinos del Barrio “Rodrigo Bueno” inició una acción de amparo con el objeto de que se les garantice el derecho a gozar de una vivienda digna. Ello debe hacerse a través de la urbanización del barrio, de acuerdo al criterio de radicación definitiva que establece la Constitución de la Ciudad.

Desde ACIJ hemos manifestado nuestra preocupación ante el mencionado fallo, regresivo, violatorio de los derechos fundamentales de los/as vecinos/as y que desconoce el alcance constitucional, legal y jurisprudencial que la Ciudad ha otorgado al derecho a una vivienda digna y hábitat adecuado. La muerte de Gastón, tanto como las muertes anteriores que sucedieron en el barrio por la desidia estatal, evidencia aún más las graves consecuencias que acarrean este tipo de decisiones.

Solicitamos nuevamente al Tribunal Superior de Justicia que revierta esta grave decisión que afecta no sólo los derechos fundamentales de los/as habitantes del barrio Rodrigo Bueno, sino que conlleva una enorme regresividad en el entendimiento que como sociedad construimos en cuanto al derecho al hábitat adecuado y a la garantía de derechos de los sectores desfavorecidos.