05.07.07 // Novedades, NOVEDADES

Multa a TBA por la falta de mantenimiento en trenes (Infobae)

La empresa Trenes de Buenos Aires, concesionaria de la línea Sarmiento que cubre el trayecto Once-Moreno, deberá abonar una multa de $10.000 diarios por incumplir una orden judicial para mejorar ese servicio

La sanción fue aplicada por el juez federal Ernesto Marinelli a partir de una acción judicial iniciada por la Unión de Usuarios y Consumidores con el patrocinio de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ).

Para el magistrado, quienes viajan en esta línea reciben “un servicio desigual y secundario respecto del que se les otorga a los pasajeros del ramal Retiro/Tigre”, de la misma concesionaria.

La resolución obliga a TBA a pagar una multa de diez mil pesos por día hasta tanto no cumpla con la condena impuesta por la Justicia que la obliga a mejorar “inmediatamente a la limpieza de los vagones que se utilizan en las formaciones que prestan el servicio en el corredor de la línea Sarmiento”.

Asimismo, ordena a TBA a reponer vidrios, asientos, tapizados y apoya-cabezas de esas formaciones. En su resolución, el juez considera que “con las pruebas arrimadas a la causa por la propia concesionaria se tiene por acreditado el incumplimiento de la sentencia”.

Señala también que la sola existencia de un vidrio roto “es susceptible de comprometer la integridad física y hasta la vida de los usuarios”.

“La justicia ha adoptado un rol activo en defensa de los usuarios del servicio ferroviario. Los jueces tienen la obligación de controlar el cumplimiento de la Constitución Nacional y de los marcos regulatorios y, por lo tanto, es elogiable que le exijan a las empresas de trenes que cumplan con estos marcos normativos”, explicó Ezequiel Nino, codirector de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ).

Por su parte, Gustavo Gago, gerente de la relaciones Institucionales y Comunciaiones Externas de la empresa, dijo que la compañía apelar la resolución y adelantó que presentar n pruebas para demostrar el cumplimiento de la orden judicial.

“La sentencia que dictó el juez es ridícula y es atemporal. Nosotros vamos a interponer un recurso de apelación y vamos hacer constataciones en los talleres para acreditarle que cumplimos con todo”, sostuvo Gago.

En declaraciones periodísticas, señaló que “en este momento estamos limpiando tres trenes por día y aparte a todas las formaciones se les hace un chequeo especial”.

Agregó que “una vez que está en servicio lo único que puedo hacer la empresa es un barrido en las cabeceras en Moreno y en Once”.

Consideró que la causa fue iniciada durante 2001 cuando, según indicó, “se nos rompía un vidrio y los propios proveedores no nos entregaban los repuestos”.

Infobae

Deje un comentario