16.05.11 // Acij en los medios, ACIJ en los MEDIOS, Transparencia y Lucha Contra la Corrupción (medios)

Mauricio Macri busca demorar una causa millonaria por corrupción (Tiempo Argentino)

La Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) presentó una querella criminal contra Néstor Grindetti, ministro de Hacienda de Mauricio Macri, y el director general de Crédito Público, Abel Fernández Semhan, por pagar ocho veces más caro el gasto de intermediación de la emisión del título público Tango Serie 8. La denuncia fue radicada en el Juzgado de Instrucción N° 21, a cargo de Mauricio Zamudio y aguarda la decisión del fiscal, Adrián Peres. Pero ahora, las huestes de Macri están “operando” para que la justicia deje sin efecto la demanda, arguyendo que no puede hacer lugar a una presentación realizada por una ONG. Si la justicia hiciera lugar a este argumento esgrimido por la defensa, la demanda quedaría prácticamente en foja cero porque aún no existe en la Ciudad una oficina anticorrupción que investigue e impulse este tipo de denuncias.

En la operación en cuestión intervinieron el banco Credit Suisse, que obtuvo una comisión del 0,75% equivalente a U$S 3,56 millones y Edgardo Srodek, un viejo conocido de Mauricio Macri, que cobró una comisión de casi U$S 6 millones por los “servicios de organización” que realizó la desconocida KBR Corporate Finance Ltd.

“Srodek tuvo una participación activa en el armado de la coalición entre los partidos Recrear y PRO y mantiene una relación familiar con el actual diputado por la provincia de Buenos Aires con el PRO, Jorge Srodek”, destaca la querella en los considerandos.

Entre el 29 de marzo y el 6 de abril, fecha en la que se lanzó el bono, la Ciudad pagó una tasa de 12,5%, cuando Grindetti podría haber esperado que el gobierno argentino cerrara el canje de deuda, lo que le habría permitido obtener un costo inferior por el mismo dinero. De hecho, la provincia de Buenos Aires lanzó después del canje un título público de similares características a una tasa cercana al 11%. Algo similar ocurrió con un bono que emitió el gobierno de la provincia de Córdoba.

En su momento, el ex ministro de Economía y ex socio de Macri, Ricardo López Murphy, dijo que “la tasa y la comisión que se pagaron son obscenas. Me parece muy grave que no haya habido una licitación de un banco agente.”

En su defensa, voceros de Grindetti afirmaron que las operaciones de crédito público están exentas de los requisitos de licitación de la ley de compras de la Ciudad y sostuvieron que se decidió contratar al consorcio Credit Suisse-KBR porque era el que había acercado la mejor oferta. De cualquier manera, la ACIJdenunció en la presentación que el dinero se iba a usar para la extensión de las líneas A, B y H del subterráneo, pero como las obras no estaban ni aprobadas ni habían sido licitadas, tuvieron que invertir el dinero en letras nacionales y en un plazo fijo que colocaron en el Banco de la Ciudad a una tasa menor al costo que se pagó por la emisión del título.

 

“Cuando los tipo salieron a renegociar, los bonos Tango ya existían, entonces ellos aprovecharon esos bonos para tratar. Pero creían que el mercado de deuda se iba a secar y entonces salieron antes de tiempo a endeudarse y terminaron pagando más caro”, explicó el legislador de la Ciudad por Nuevo Encuentro, Gonzalo Ruanova. Sin embargo, las denuncias contra Grindetti no terminan allí. También se le achaca como irregularidad que hayan apurado irresponsablemente la licitación pese a que aún estaban licitadas las obras para las cuales se iba a usar el dinero. Ello determinó que los U$S 300 millones debieran ser aplicados de manera exclusiva a las obras de extensión de los subtes. Pero, al finalizar la operación, los trabajos para la línea H no habían sido colocados, por lo que quedaron boyando unos U$S 50 millones.

Entonces, los fondos se pesificaron. Del total de $ 1843 millones, se usaron $ 600 millones para comprar letras del Tesoro Nacional y los restantes $ 1243 se depositaron en un plazo fijo del Banco Ciudad. Este dinero se colocó a una tasa del 6,5% anual, lo que en los hechos representó un interés equivalente a la mitad de lo que se viene desembolsando por los bonos Tango.

Después de cuatro meses, en agosto, la Legislatura aprobó un proyecto de ley de Macri para destinar U$S 150 millones a la empresa AUSA, para la realización de pasos bajo nivel en los ferrocarriles Mitre, San Martín y Urquiza, y otros U$S 36 millones para obras en educación. Sin embargo, aún quedan muchas incógnitas que no tienen respuesta. ¿Por qué Grindetti operó en la emisión 8 de los Bonos Tango con el Credite Suisse en lugar de aprovechar la experiencia que tenía el Banco Ciudad, que fue el creador de los bonos Tango? ¿Qué papel jugó KBR Corporate y por qué se la eligió si casi no tiene trayectoria en este mercado? Quizás las presiones que está ejerciendo el equipo jurídico de la Ciudad para sacarse de encima o demorar la causa demuestran que el equipo económico de Néstor Grindetti no puede dar respuestas lógicas a estas preguntas.

Por Mariano Beristain

Tiempo Argentino

 

Deje un comentario