22.03.09 // Novedades, NOVEDADES

Más de tres mil niños de nivel inicial se quedaron sin vacantes para escuelas porteñas (Telam)

Más de tres mil niños de 45 días a cuatro años quedaron sin vacantes para ingresar este año en los distintos establecimientos de nivel inicial de la ciudad de Buenos Aires, mientras ya la Defensoría del Pueblo comenzó a recibir quejas de padres impedidos de anotar a sus hijos.

Este año se anotaron para el nivel inicial 51.115 chicos mientras que en las instituciones existen 47.972 cupos por lo que quedan pendientes 3.143 vacantes, aunque el gobierno porteño afirmó que “son muchos menos que las más de 7000 que hubo el año pasado”.

El gobierno porteño confía en que este número se reducirá ya que están pendientes la creación de nuevas instituciones que podrían absorber un promedio de 900 chicos y aseguró que este año propició la creación de 1800 vacantes.

La Defensoría del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires comenzó a recibir numerosas quejas de padres que se ven impedidos de anotar a sus hijos, situación que se adjudica al crecimiento desmesurado de la matrícula y a la lentitud en la construcción de nuevos establecimientos escolares.

El responsable del área educativa de la Defensoría, Gustavo Lesbegueris, dijo a Télam que “mucha gente vino a quejarse porque a su hijo lo dejaron en lista de espera y quedaron en situación de incertidumbre desde que comenzaron las clases”.

“El tema esta vinculado al crecimiento demográfico de la población escolar, especialmente en la zona sur de la ciudad, en donde no hay una política planificada de construcción de escuelas”, dijo Lesbegueris.

El informe del año 2008 de la Defensoría advirtió que en educación inicial el crecimiento de la matrícula habia sido de un 3% respecto al 2007 y que unos 8000 niños de 45 días a cinco años habían quedado en lista de espera en los establecimientos de nivel inicial.

El reporte destacó que el 70% de las vacantes eran de chicos de la zona sur de la ciudad por lo que esta situación generaba “desigualdad educativa desde la primera infancia” ya que la falta de vacantes respecto al 2007 se había incrementado en un 62%.

A raíz de la denuncia de la Defensoría y de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) por la falta de vacantes, un fallo judicial ordenó el año pasado al Ministerio de Educación porteño garantizar el acceso a la educación inicial a todos los habitantes.

El ministro de Educación, Mariano Narodowski anunció el año pasado, tras el fallo que fue apelado por el gobierno porteño, que en tres años iba a solucionar la mitad de la demanda irresuelta por el Estado” El crecimiento de la demanda en el nivel inicial creció un 20% entre 1998 y el 2006, la mayor parte en el sector privado, según anunció el gobierno porteño en su informe Infancia y Vulnerabilidad Educacional, presentado el año pasado.

Además del fallo judicial, que ordenó al gobierno de la ciudad acelerar los trabajos de construcción de escuelas cuyos plazos no podrán ser más allá del 2010, hubo pedidos de informes de legisladores porteños sobre las medidas que se iban a adoptar para resolver la situación.

Los legisladores advirtieron que la zona sur de la ciudad registra desde hace años falta de vacantes en todos los niveles educativos especialmente en los distritos escolares 19, 21, 5, 4, 13 y 20 por la “escasa oferta educativa, del crecimiento progresivo de su población y la inexistencia de una planificación en el área de Educación que contemple ese crecimiento demográfico”.

Indicaron además que “a través de trabajos de campo se comprobó que, en barrios carenciados, especialmente de las villas 21-21, 20, de la 31 bis y de la 1.11.14, se registran decenas de situaciones de chicos que no van a la escuela por no conseguir vacantes cerca de su casa”.

Los legisladores fueron más allá y aseguraron que el problema de la falta de vacantes excede el nivel inicial y se extiende a todos los niveles educativos.

En este sentido precisaron que “para contener la demanda educativa estatal de alrededor de 292 mil chicos, el gobierno porteño tiene 802 escuelas, mientras que el sector privado cuenta con 1.253, para un número inferior de inscriptos”.

La obligatoriedad de garantizar el acceso a la educación en el nivel inicial esta fijado por la ley 898 de la Ciudad, sancionada en 2002, que establece la obligatoriedad escolar desde los 5 años de edad.

También está garantizado por la ley 26.206 de Educación Nacional, que concibe a la educación de nivel inicial como “una unidad pedagógica que comprende a niños de 45 días hasta los 5 años”, y por el artículo 24 de la Constitución porteña.

Este establece, “la responsabilidad indelegable de la ciudad de asegurar y financiar la educación pública, estatal laica y gratuita en todos los niveles y modalidades, a partir de los 45 días de vida hasta el nivel superior, con carácter obligatorio desde el preescolar”.

El gobierno porteño señaló que este año “se encuentra garantizada la cobertura plena a la demanda existente en salas de 5 años, sección obligatoria de acuerdo con la Ley 898”.

Telam

Deje un comentario