22.04.05 // Novedades, NOVEDADES

Los Jefes y Jefas de Hogar aún esperan los descuentos telefónicos prometidos

Los beneficiarios del Plan Jefes y Jefas de Hogar aún no pudieron acceder a los descuentos telefónicos acordados entre las empresas Telecom y Telefónica y el Gobierno Nacional en mayo del 2004, y cuya implementación debía estar finalizada a fines de ese año.

Según la Carta de Entendimiento firmada hace casi un año como un paso en la renegociación del servicio de telefonía, las empresas debían implementar tres programas especiales cuyos destinatarios serían los usuarios de menores recursos, con el fin de brindar un mayor acceso a los servicios de telecomunicaciones.

En concreto, debían entregar tarjetas telefónicas o brindar un servicio de telefonía virtual a los beneficiarios del Plan Jefas y Jefes de Hogar y Jubilados, sin línea telefónica; otorgar el servicio de acceso a Internet en todas sus centrales del interior a precios promocionados y por último, incluir a los Jefes y Jefas de Hogar que posean línea telefónica al Empadronamiento “Jubilados, Pensionados y Casa de Familia de Bajo Consumo”, un programa que prevé planes de descuentos en los abonos y llamadas.

Según un informe realizado por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), que incluye un seguimiento exhaustivo desde la firma del acuerdo, “hasta el día de la fecha, con los plazos vencidos, los programas de tarjetas telefónicas y telefonía virtual, así como la incorporación de los Jefes y Jefas de Hogar al plan de descuentos, no están implementados y el Estado no ha iniciado ningún procedimiento sancionatorio contra las empresas”.

Tal como revela el informe de ACIJ, la Secretaría de Comunicaciones recién aceptó y reglamentó en noviembre de 2004 algunas de las propuestas de las empresas de telefonía que detallaban la puesta en marcha de esos servicios, lo que no implicó su cumplimiento efectivo.

De esta manera, Telecom se comprometió a entregar 250 mil tarjetas de llamadas prepagas con un saldo inicial de cinco pesos, con la ventaja de recargarla con un descuento mensual del 40 por ciento por un año. La propuesta de Telefónica, también aceptada por la Secretaría, se llama “Telefonía Virtual” y ofrece a los Jefes y Jefas un número de abonado, a través del cual podrán recibir mensajes y recuperarlos a través de cualquier teléfono público, usando tarjetas de control de 5 o 10 pesos.

La renegociación que no fue

Ante el escenario de total incumplimiento y falta de ejecución, en marzo ACIJ insistió en pedir información a las empresas licenciatarias sobre el estado de cumplimiento de lo dispuesto por la Secretaría de Comunicaciones en noviembre.

Telecom informó que había comunicado al Ministerio de Trabajo que el 14 de marzo estarían disponibles 250 mil tarjetas para su retiro por parte de esa cartera. Sin embargo, el Ministerio dijo que la distribución de esas tarjetas no era de su competencia, sino que debía hacerlo directamente la empresa.

Por otra parte, la cantidad de tarjetas es sustantivamente menor que la cantidad de sujetos que estarían en condiciones de recibirlas, y no existe ninguna disposición sobre los criterios con que se asignarán las existentes. “En síntesis, al día de la fecha aún no existe ninguna respuesta sobre quién entregará las tarjetas, cuándo se entregarán, a quiénes se les entregará, ni de qué forma”, revela el informe de ACIJ.

Por su parte, Telefónica informó el 21 de marzo que tampoco había implementado el servicio de Telefonía Virtual.

Respecto a lo acordado para sumar a los Jefes y Jefas de Hogar con línea telefónica al plan de descuentos, Telefónica y Telecom contestaron que todavía estaban realizando las actividades para implementarlo junto con el Ministerio de Trabajo. Por su parte, el ministerio de Trabajo informó que había entregado los padrones de beneficiarios del Plan a las empresas en febrero pasado. Mientras, la Secretaría de Comunicaciones estableció a fin de marzo que las empresas debían requerir los padrones a la ANSES. A su vez, los padrones están publicados en el sitio web del Ministerio.

En conclusión, cada mes de demora en la efectiva implementación de este punto implica una ganancia ilegítima de las empresas a costa de los usuarios afectados, que son las personas más socioeconómicamente desaventajadas. Por ejemplo, en el caso de Telefónica el abono básico cuesta 13,23 pesos (sin IVA), mientras que el “Plan de Descuento Jubilados y Pensionados” prevé descuentos en el abono de hasta 7,13 pesos, según el consumo mensual realizado.

“Por cada mes que las empresas se demoran en la puesta en marcha de este programa de tan fácil implementación, obtienen ganancias económicas de gran envergadura, en desmedro de sectores con escasos recursos, teniendo en cuenta de que son miles las personas beneficiarias del plan”, consideró la abogada Fanny Pereiro, coordinadora del programa “Monitoreo de la Renegociación de los Contratos de Servicios Públicos” que lleva adelante ACIJ.

Gustavo Maurino, co-director de ACIJ, agregó que “la falta de cumplimiento de la Carta de Entendimiento es una violación manifiesta de los derechos constitucionales de los usuarios y consumidores. En consecuencia, vamos a exigir que la Justicia obligue a las empresas y al Estado a poner en marcha los programas comprometidos y a hacer efectivas las responsabilidades de los que incumplieron sus obligaciones contractuales”.

Para mayor información, comunicarse con Gustavo Maurino, co-director de ACIJ, al 4345-7345 o al 155-6242334 o por e-mail a gmaurino@acij.org.ar, o bien con Fanny Pereiro al 155-6167614, o a fpereiro@acij.org.ar

Deje un comentario