10.07.13 // Transparencia y Lucha Contra la Corrupción (novedades)

La publicidad del patrimonio de los/as funcionarios/as en manos del Ministerio de Justicia

En el día de hoy se publicó la Resolución Nº 3511/2013 de la Administración Federal de Ingresos Públicos por la cual se dicta normativa complementaria a la reglamentación que había hecho el lunes el Poder Ejecutivo (Decreto Nº 895/13) sobre la Ley de Publicidad de Declaraciones Juradas Patrimoniales (Nº 26.857).

Según la nueva resolución, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos será el encargado de confeccionar un formulario, denominado “declaración jurada patrimonial integral” (Formulario 1245), cuyo contenido aún se desconoce. En función de ello, se abriría la posibilidad de revertir parcialmente las críticas que había sufrido la reglamentación hecha por el Poder Ejecutivo.

Cualquier retroceso en la calidad de la información que brinde el nuevo formulario respecto los requisitos mínimos que establece la Ley de Ética Pública, y que se exigían hasta el momento, sería un grave obstáculo en materia de transparencia y rendición de cuentas. Es por esto vital la tarea que recayó en manos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. De la confección del formulario de declaraciones juradas patrimoniales integrales por parte de este Ministerio depende que la ciudadanía pueda conocer realmente la información detallada de bienes y ganancias de los funcionarios públicos y sus familiares directos.

Atento a que los plazos de presentación de las Declaraciones Juradas correspondientes al año 2012 se encuentran largamente vencidos, resulta necesario que la totalidad de las normas tendientes a la implementación del nuevo sistema sean dictadas con urgenciacon miras a evitar nuevas dilaciones.

En función de ello, en los próximos días realizaremos una presentación ante dicho organismo, y ante los titulares de los distintos Poderes del Estado, con miras a transmitir las preocupaciones en torno a la implementación de la nueva norma, así como las recomendaciones a efectos de una adecuada reglamentación.

Deje un comentario