09.06.12 // Acij en los medios, ACIJ en los MEDIOS, Fortalecimiento de las Instituciones Democráticas (medios), Poder Judicial y Democracia (medios)

La oposición le abre camino a la reemplazante de Reposo

Señales claras de que no habrá resistencia conjunta a Gils Carbó; fuerte respaldo de los fiscales.

Por Gabriel Sued

En 24 horas, el escenario en el Senado cambió por completo. La sorpresiva postulación de la fiscal ante la Cámara Comercial, Alejandra Gils Carbó, en reemplazo de Daniel Reposo , abrió una perspectiva favorable para que el Gobierno consiga designar, sin mayores complicaciones, al futuro titular de la Procuración General de la Nación.

Ningún bloque ni senador de la oposición anticipó aún el sentido de su voto, pero todo indica que el pliego de Gils Carbó reunirá la mayoría requerida, de acuerdo con las evaluaciones preliminares y el tono de las declaraciones que hicieron ayer influyentes dirigentes de las bancadas opositoras que habían encabezado la resistencia a Reposo.

Reposo, actual jefe de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), renunció a la candidatura el jueves , al filo de la medianoche, luego de recibir duras críticas sobre su falta de antecedentes académicos y de independencia respecto del gobierno de Cristina Kirchner. La dimisión se produjo luego de que se conociera que la oposición tenía los votos asegurados para rechazar el pliego.

La candidata para suceder como procurador general a Esteban Righi también recogió, a minutos de conocerse su postulación, elogios de varias organizaciones de la sociedad civil que trabajaron activamente para que se rechazara la nominación de Reposo. Asimismo, la Asociación de Fiscales, organización de la que Gils Carbó es tesorera, expresó su satisfacción ante la posibilidad de que su futura designación se traduzca en una profesionalización del Ministerio Público.

“No le vamos a poner una bola negra a cualquier postulante del Gobierno. Si la candidata tiene idoneidad e independencia, la vamos a aprobar. No tenemos mala voluntad, lo hemos demostrado en el caso Righi”, dijo a LA NACION el senador radical Ernesto Sanz, protagonista de la audiencia pública que selló la suerte de Reposo. El senador explicó que el bloque, de 14 integrantes, se tomará un tiempo para evaluar los antecedentes de la candidata. La bancada que dirige Luis Naidenoff había sido la primera en anticipar su rechazo a Reposo, a pocas horas de conocida su postulación.

En conferencia de prensa, los radicales criticaron, de todos modos, que, dada la mayoría de dos tercios requerida para la designación del nuevo procurador, el oficialismo no hubiera buscado, antes de realizar la nueva propuesta, un consenso mínimo con los partidos de la oposición. Un dirigente que participó de esa exposición y de una reunión previa reconoció a LA NACION que, tras el rechazo del pliego de Reposo, la oposición tenía menos margen para volver a expresar una negativa.

Varias horas antes de esa conferencia de prensa, el diputado radical Manuel Garrido, de los que más trabajó en contra de la designación de Reposo, se convirtió en uno de los primeros defensores de la postulación de la fiscal ante la Cámara Comercial. “Alejandra Gils Carbó es una candidata de lujo. Las denuncias contra ella son todas «truchadas» y operaciones. La banco”, dijo, por Twitter . Cuando era fiscal nacional de investigaciones administrativas, Garrido acompañó a Gils Carbó, en una denuncia sobre irregularidades en el concurso de acreedores de la Sociedad Comercial del Plata, del grupo Soldati.

En el bloque de senadores del Frente Amplio Progresista (FAP), otro de las bancadas que garantizó desde un principio los votos para rechazar el pliego de Reposo, el panorama es similar. Con extrema prudencia y sin anticipar el sentido de su voto, el cordobés Luis Juez reconoció que ya no existe el clima adverso que dominó el proceso que terminó con la renuncia del primer candidato. “[Gils Carbó] es una persona con una larga trayectoria judicial; tiene otro perfil, con 27 años de antigüedad en la Justicia, con conocimientos de la función, algo que Reposo no tenía”, dijo, y profundizó la comparación: “Hasta ayer [por anteayer], teníamos un puntero político. Ahora tenemos a una funcionaria judicial con conocimiento de la tarea, y eso no es poco”.

Compañero de bloque de Juez, Jaime Linares coincidió en que la situación cambió a partir del retiro del pliego de Reposo y la postulación de Gils Carbó. “Tiene antecedentes mucho mejores. Está vinculada a la Justicia desde hace muchísimos años”, dijo.

Todavía más cauto, el diputado de Pro y ex procurador general de la ciudad de Buenos Aires, Pablo Tonelli, les pidió a los senadores que evaluaran con “sumo cuidado” las recientes disputas de Gils Carbó con los jueces de la Cámara Comercial. Pero consideró: “La Presidenta ha mejorado la puntería y ha propuesto a una candidata con buenos antecedentes, tanto en la Justicia como en el ámbito académico”.

En las organizaciones de la sociedad civil también se oyeron los primeros elogios a la candidata. “Es una funcionaria de carrera y capacitada en el Ministerio Público. En su intervención en varias causas ha mostrado una independencia valiosa para el cargo”, dijo Gustavo Maurino, de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ). “El Gobierno se vio obligado a subir el estándar. Gils Carbó conoce el Ministerio Público y la tarea que tendría que desempeñar”, dijo Alvaro Herrero, de la Asociación por los Derechos Civiles (ADC). Ninguna de las dos organizaciones formalizó aún su postura.

Otro respaldo a la candidata salió de la Asociación de Fiscales. “Ha luchado incansablemente por representar a todos los fiscales y colaborar para que contemos con profesionales capacitados, pero por sobre todo independientes y preparados para soportar todo tipo de presión en el ejercicio de su función”, dice un comunicado, con la firma del presidente de la asociación, Carlos Donoso Castex.

PRIMERAS DECLARACIONES

“No podía rechazar este ofrecimiento. Estudié toda mi vida porque me gustaba hacer bien mi trabajo y éste es el momento de demostrarlo. “

“Tengo 20 años de carrera judicial. También ejercí la profesión en forma independiente. Es un desafío muy importante, hay muchos temas importantes que estudiar, pero me siento muy tranquila.”

ANTECEDENTES
Carrera judicial

Con 53 años, Gils Carbó se desempeña como fiscal ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial. Antes fue prosecretaria letrada de la cámara y secretaria del juzgado en lo comercial N° 8.

Actuación recordada

Se opuso a la fusión entre Cablevisión y Multicanal que había autorizado Néstor Kirchner como presidente. Denunció irregularidades en el concurso de acreedores de Sociedad Comercial del Plata, del grupo Soldati. El año pasado, respaldó la intervención de un director del Estado en Siderar.

La Nación

Deje un comentario