28.08.17 // Derecho a la Ciudad (medios), Destacadas (medios), Vivienda y Hábitat (medios)

La Legislatura porteña aprobó la ley de alquileres que prohíbe cobrarle comisión al inquilino

La Legislatura porteña sancionó esta tarde la ley de alquileres que prohíbe a las inmobiliarias cobrarle comisión al inquilino y gastos de gestoría por los trámites vinculados al contrato.

Fue un proyecto que impulsaron el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y el titular del Instituto de Vivienda de la CIudad (IVC), Juan Maquieyra. Eso aseguró que la iniciativa obtuviera el respaldo necesario en la Legislatura. También acompañó la mayoría de los bloques políticos: hubo 51 votos positivos, ninguno negativo y dos abstenciones. La norma se promulgará y entrará en vigencia en los próximos días.

 

La nueva norma modificará la ley capitalina 2340. “En las locaciones de inmuebles con destino habitacional en los que el locatario sea una persona física, queda expresamente prohibido requerir y/o percibir, mediante cualquier forma de pago, comisiones inmobiliarias y/u honorarios por la intermediación o corretaje a locatarios, sublocatarios y/o comntinuadores de la locación“, se establece. “La prohibición resulta extensiva a los honorarios por administración de dichas locaciones”.

Además, el texto dispone que el inquilino sólo podrá hacerse cargo de los trámites de certificación de firma y de dominio, pero no de cargos adicionales por gestoría o cualquier carga administrativa.

Las asociaciones que nuclean a las inmobiliarias se opusieron al texto e impulsaron proyectos alternativos. La más vehemente fue el Colegio de Corredores Inmobiliarios (Cucicba), que consideró que la ley porteña contradice al Código Civil y Comercial de la Nación y amenazó con recurrir a la Justicia.

Los corredores inmobiliarios advirtieron que la ley resentirá los ingresos de los comercios del sector y que los propietarios de los inmuebles trasladarán los costos a los inquilinos, lo que aumentará el precio de los alquileres.

La ley supone que existe una relación comercial entre la inmobiliaria y el propietario del inmueble a alquilar. Los martilleros, en cambio, afirman que realizan un trabajo de intermediación y que tienen derecho a cobrarle a ambas partes por esas gestiones.

Las organizaciones de inquilinos, como Inquilinos Agrupados, celebraron la iniciativa.

“Después de mucho insistir, los inquilinos vamos a dejar de pagar comisiones a las inmobiliarias por un servicio que les ofrecen a los propietarios. Durante diez años nos cobraron dos meses de comisión, aún cuando la ley vigente (la que se acaba de modificar) establecía un tope máximo de un mes de alquiler”, indicó Inquilinos Agrupados. “Ahora dimos un paso más en la ampliación de nuestros derechos”, agregó.

La Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) también destacó la iniciativa. “Conseguimos un gran primer paso en favor del acceso a la vivienda en CABA. Pero falta caminar mucho aún. ¡Seguiremos!”, celebró Sebastián Pilo, codirector de esa ONG.

En el debate, legisladores de los bloques opositores hicieron hincapié en que el Estado debe ahora velar por que los inquilinos no sufran consecuencias negativas por esta nueva ley. “El propietario le va a trasladar el costo al inquilino, si no existe un ente que no garantice que esto no suceda”, advirtió Javier Andrade, del Frente para la Victoria (FPV).

En el oficialismo destacaron el proyecto e indicaron que ahora buscarán modificar el sistema de garantías. “Es un primer paso muy importante que beneficiará a miles de porteños, ya que significará una reducción de la inversión que se hace al acceder a un alquiler”, dijo el legislador del Pro y presidente de la Comisión de Legislación General Daniel Del Sol. “La segunda etapa estará vinculada con las garantías. Queremos una Ciudad con mejor acceso a la vivienda”, agregó.