18.08.07 // Novedades, NOVEDADES

La ciudad deberá asegurar vacantes (La Nación)

Más de 6000 chicos sin vacantes en salas de jardín; dinero para remediarlo que queda sin gastar; ausencia de un plan de obras para solucionar el problema en el futuro. Para un juez, ésas fueron pruebas suficientes.

En un fallo con escasos antecedentes, la justicia porteña ordenó al gobierno de la ciudad que pusiera en marcha una solución inmediata para la falta de vacantes en el nivel inicial, que afecta principalmente a los chicos de la zona sur, los más pobres.

Según el fallo del juez Guillermo Fabio Treacy, del Juzgado en lo Contencioso Administrativo N° 3, a comienzos del año que viene no debería haber ningún chico de 45 días a 5 años sin lugar en las salas de jardín, y para 2010 deberían estar terminadas las refacciones y nuevos edificios necesarios para solucionar el problema.

En respuesta a un recurso de amparo presentado por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) en diciembre pasado, el juez dio órdenes precisas: que dentro de 30 días se presente el detalle de las obras en ejecución, con estado y fecha de finalización; que dentro de 90 días se entreguen los proyectos de obras nuevas necesarias que deberán estar finalizadas antes de 2010, y que antes de fin de año se expongan las medidas que se adoptarán para asegurar que el problema no se producirá en 2008.

Pero sobre todo llamó la atención sobre la obligación constitucional del Estado, incumplida, de asegurar y financiar el acceso a la escuela inicial para todos los chicos, y la desigualdad que profundiza este derecho no respetado.

Este año, 6047 chicos de entre 45 días y 5 años se quedaron sin lugar en las escuelas porteñas. Según los datos de la ACIJ, el número viene creciendo: aumentó el 37% desde 2002. Más aún, la falta de lugares coexistió en estos años con la subejecución del presupuesto: entre 2002 y 2005 no se gastó, en promedio, el 32,3% del dinero destinado a reparación, construcción y mantenimiento de escuelas porteñas.

Que haga algo

Esto concluyó el juez en su fallo: “A la fecha, la ciudad no ha adoptado medidas que garanticen y aseguren plenamente el acceso a la educación inicial [y, más aún] no ha presentado un programa integral que tienda a dar respuesta a la demanda educativa inicial en el futuro”.

“El juez no le dice al gobierno porteño lo que tiene que hacer, sino que haga algo. Es una buena forma de entender la intervención del Poder Judicial para resolver la falta de respeto a un derecho, como el acceso a la educación”, comentó a LA NACION Martín Sigal, uno de los directores de ACIJ. “Un juez le llama la atención al poder político sobre un problema que no está atendiendo y plantea que la educación es un derecho”, dijo Sigal.

Ante la Justicia, el gobierno porteño argumentó que hay obras en marcha y que, como medida urgente, todos los alumnos sin vacantes fueron reubicados en otros establecimientos, con el traslado a cargo del Estado. El juez consideró que las medidas fueron insuficientes y hasta ironizó: “El traslado de niños que aún no caminan o empiezan a hacerlo, con edades de 5 días a menos de 2 años, no parece una opción apropiada”.

También reprochó a las autoridades que no hubieran presentado la información pedida. Pero sobre todo basó toda su argumentación en la defensa del derecho a la educación de los chicos y la igualdad de oportunidades. “No se trata del derecho de un niño en particular de recibir educación inicial, sino de provocar en las autoridades la implementación de una política pública”, sintetizó.

LA NACION intentó comunicarse con las autoridades del gobierno porteño, pero no respondieron. Desde diciembre próximo, la gestión de Mauricio Macri deberá hacerse cargo de cumplir la directiva judicial.

Por Raquel San Martín
De la Redacción de LA NACION

Por orden del juez

* Obras: en 30 días, el gobierno porteño deberá presentar el detalle de las obras en ejecución, con estado y fecha de finalización; en 90 días deberá entregar los proyectos de obras nuevas necesarias que tendrán que estar finalizadas antes de 2010.

* Paliativos: antes de fin de año, deberá exponer las medidas que se adoptarán para asegurar que el problema, que este año afectó a 6047 chicos, no se producirá en 2008.

* Solución: deberá seguir de cerca a los chicos que no tuvieron vacantes en 2007 y ofrecer una solución a cada uno.

La Nación

Deje un comentario