04.08.06 // Villas e Integración Urbana (medios)

Instan al Gobierno a poner en condiciones la villa 31

Un juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario hizo lugar a un recurso de amparo presentado por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia. En ese asentamiento viven más de 16.000 personas.

Un juez ordenó al Gobierno porteño que recolecte los residuos de cuatro manzanas de la villa 31, del barrio de Retiro, y desagote los pozos ciegos y cañerías debido al deficiente estado sanitario de la zona, donde en total viven 16.000 habitantes.

El fallo fue dictado por el juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario Osvaldo Otheguy, quien hizo lugar a un recurso de amparo presentado por la Asociación Civil por la Igualdad y la JusticiaLa entidad solicitó que se implementara un plan sanitario para las manzanas 11, 12, 13 y 14 de la villa 31 bis, delimitada por la autopista Illia, la calle 4, Salguero y Padre Mujica y que está dividida en total en quince manzanas. 

En el fallo se explicó que si bien a través del Instituto de la Vivienda de la Ciudad se han realizado en el barrio diversas obras públicas, incluyendo desagües pluviales e instalaciones eléctricas, “lo cierto es que a la fecha no cuentan con servicios sanitarios adecuados”. La Justicia señaló que en las casas no tienen acceso a la red cloacal, sino un sistema de descarga a pozo ciego ubicados en el interior de las viviendas o bien en las mismas calles; además, los pozos, en la mayoría de los casos, presentan fisuras o bien las aberturas se encuentran rotas y al aire libre. 

En el escrito se agregó que los vecinos realizaron a lo largo del barrio “redes informales de cloacas que consisten en caños angostos cuya descarga se efectúa hacia los pasillos y los espacios abiertos de la villa, los que terminan inundándose de desechos cloacales y aguas servidas expuestos al aire libre”.

Otheguy habilitó la feria judicial para resolver el amparo y ordenó al Gobierno “garantizar la higiene y limpieza en las manzanas 11,12,13 y 14 de la Villa 31 bis, debiendo recolectarse la basura y los residuos existentes”. También dispuso “desagotar los residuos de los pozos ciegos y cañerías cloacales y pluviales que se encuentran en las referidas manzanas, con una adecuada limpieza de las aguas estancadas halladas en los pasillos y calles de la zona”. El magistrado ordenó que la medida se cumpla en el plazo de tres días a través de las autoridades administrativas competentes o bien a través de las empresas prestatarias del servicio público de higiene. 

“No puede dejar de soslayarse que, en el orden local, la Constitución, en su artículo 20, garantiza la salud integral y, en su artículo 26, el derecho a gozar de un ambiente sano”, remarcó Otheguy.

El juez agregó que se deben adoptar las medidas reclamadas “ante el peligro en la demora que se impone frente a la eventual posibilidad de proliferación de patologías que afecten la salud de los habitantes de la Villa 31 bis”. 

Según surge del fallo, actualmente, el Gobierno porteño contrata camiones atmosféricos para desagotar diariamente los pozos ciegos, pero -en la práctica- los camiones concurren con poca frecuencia y el vaciado de los pozos se resuelve en forma selectiva. “Esto provoca el desborde de diversos pozos -que no son evacuados regularmente- y el ingreso de las aguas servidas al interior de las casas habitadas gran parte de ellas por niños, algunos con problemas respiratorios”, explica la resolución.

 

La Prensa

Deje un comentario