21.08.07 // Novedades, NOVEDADES

Impugnan las candidaturas para auditores de la Ciudad por incompatibilidad de funciones

La Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) impugnó ante la Junta de Etica de la Legislatura candidaturas a Auditores Generales de la Ciudad de algunos postulantes. El motivo de la impugnación consiste en que algunos postulantes son actuales legisladores y funcionarios públicos que tendrían que auditar su propia gestión mientras que otros no tienen la experiencia previa suficiente en materia de control que exige la ley 170. A su vez, uno de ellos, Santiago de Estrada, ha sido Secretario de Estado durante todo el régimen militar de 1976-1983.

Pero además, la organización manifestó en el documento su preocupación por el alto perfil político de los candidatos a Auditores Generales debido a que en muchos de los antecedentes de los candidatos prima la trayectoria política por sobre sus méritos y cualidades técnicas en temas vinculadas al control público. La Auditoría debe ser un ámbito eminentemente técnico en el cual se examinen las cuentas públicas, la manera en que se ejecuta el presupuesto y la correspondencia entre los objetivos propuestos por una política pública, los medios utilizados y los resultados obtenidos.

Al mismo tiempo los postulantes que son actualmente legisladores tendrían que auditar su propia gestión pues la Auditoria de la Ciudad, a diferencia de la Auditoria Nacional, efectúa controles sobre el Poder Legislativo.

Las impugnaciones alcanzan a los siguientes postulantes:

Santiago De Estrada: el candidato ha ocupado tres cargos de alto nivel de decisión durante dos regímenes dictatoriales por los que ha debido atravesar nuestro país.

Sandra Bergenfeld: el hecho de ocupar actualmente el cargo de legislatura, la hace pasible de eventuales conflictos de intereses en caso de asumir como auditora.

Lucía Blasco: los cursos y seminarios cursados resultan de una imposible aplicación a la tarea que debe desarrollar una auditor general.

Ricardo García: el caso de este candidato es paradigmático, se privilegia la trayectoria política partidaria sobre los antecedentes técnicos.

Adriano Eduardo Jaichenco: carece de los conocimientos técnicos suficientes para el ejercicio del cargo de auditor general.

Gladys González: el único antecedente ligado a un cargo de gestión es el relativo a su actual puesto como Directora del Banco de la Ciudad. (además, la ONG pudo comprobar que los propietarios de la revista Veintitres impugnaron la candidatura y presentaron documentación de la que surge que subordinados de ella les habrían ofrecido publicidad oficial a cambio de una nota elogiosa con Horacio Rodriguez Larreta).

Juan Carlos Toso: la capacitación que ha adquirido se encuentra vinculada a cuestiones comerciales y societarias.

Alejandro Fernández: evidencia una absoluta falta de experiencia en organismos de control.

Deje un comentario