22.07.10 // Novedades, NOVEDADES, Villas e Integración Urbana (novedades)

Hoy, en la ciudad de Buenos Aires, más de 70.000 personas no tendrán como calefaccionar sus casas.

Hoy, cuando nos encontramos atravesando uno de los días más fríos del año, la villa 21-24, en la que habitan aproximadamente 70.000 personas, no cuenta con el servicio de energía eléctrica que, en tanto no existe en el barrio provisión de gas natural, constituye el medio principal que los vecinos/as utilizan para calefaccionarse. El suministro de energía eléctrica se está brindando de forma interrumpida desde hace una semana.

Desde el 2007 los vecinos/as de la villa 21-24 vienen reclamando la colocación de nuevos transformadores eléctricos en el barrio, denunciado la grave situación de riesgo eléctrico existente por la precariedad de los tendidos y exigiendo que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires implemente medidas integrales a través de las cuales se garantice la calidad y seguridad en la prestación del servicio.

Como consecuencia de estos reclamos, y ante el pedido de la ACIJ, el ENRE (Ente Nacional Regulador de Electricidad) realizó una visita al barrio, que derivó en un informe en el cual se constató la grave situación de riesgo eléctrico en las instalaciones de baja tensión, el peligro que esto genera para las personas y recomendaciones para aplicar una guía de diseño que el mismo ENRE elaboró específicamente para asentamientos como la 21-24. Dicho informe fue difundido por la ACIJ a todas las dependencias de gobierno involucradas, sin obtener respuesta alguna.

Durante el 2010 y habiendo tomado conocimiento del informe, la Defensoría General de la Ciudad, citó a los organismos del gobierno porteño encargados del mantenimiento eléctrico en villas, para reiterarles la necesidad de una solución estructural que ponga fin a la grave situación de riesgo eléctrico que enfrenta el barrio.

A pesar de las muchas gestiones realizadas, este invierno se registró la misma situación que en los años anteriores, y hoy desde hace una semana que en el barrio los vecinos no cuentan con el servicio de energía eléctrica de forma continua y, consecuentemente, no pueden calefaccionar sus casas. Además, se registraron incendios en varias viviendas.

El GCBA y la empresa prestataria del servicio de energía eléctrica no brindan una solución estructural que pueda dar respuesta integral al conflicto que atraviesan los vecinos de la villa 21/24; y, por el contrario, solo se limitan a realizar reparaciones parciales y superficiales en el tendido eléctrico que resultan completamente insuficientes.

Deje un comentario