07.09.06 // Novedades, NOVEDADES

Fuerte polémica por la falsificación de actas de una comisión del Congreso (Clarín)

El presidente de esa comisión, conocida como “la Mixta”, el peronista Oscar Lamberto, presentó una cuestión de privilegio contra la Asociación Civil para la Igualdad y la Justicia (ACIJ) en la sesión de ayer de la Cámara de Diputados. Lo hizo para rechazar la denuncia por el delito de falsedad ideológica de documento público que esa ONG formuló ante el juez federal Norberto Oyarbide (ver Fundamentos…).
En la sesión de ayer, Lamberto afirmó que la ACIJ hizo una “denuncia falsa” que “molesta el funcionamiento de las instituciones” y que esa ONG está financiada por las embajadas de Gran Bretaña y Finlandia y “un fondo canadiense”.
En su discurso, admitió que las actas contienen “errores que no causan daño” en cuanto a que están fechadas un día y firmadas y otro. También, que contienen “la firma de algún legislador que estaba fuera del país”, en alusión a la del ex senador radical Mario Losada, quien aparece suscribiendo el acta de “la Mixta” del 16 de junio del año pasado, cuando en realidad estaba de visita oficial en Brasilia con el vicepresidente Daniel Scioli.
Sin embargo, calificó esos errores como “los que pasan en cualquier club del país”, pero subrayó que de ninguna forma constituían un delito porque no se referían a cuestiones de fondo.
Lamberto fundamentó que pedía la cuestión de privilegio porque “no voy a arriesgar mi prestigio por una tontera”.
Luego pidió la palabra el presidente del bloque del ARI, Eduardo Macaluse, quien pidió que la denuncia de la ACIJ sea investigada por una comisión dirigida por los presidentes de las Cámaras de Senadores y de Diputados para garantizar la transparencia de los actos del Congreso.
Macaluse recordó que “la Mixta” hasta ahora sólo aprobaba los gastos de los sucesivos gobiernos hasta 1998, pero que por falta de consenso se “había saltado los presupuestos del 94,95 y 96” que contenían datos sobre algunas de las privatizaciones realizadas durante el gobierno del ex presidente Carlos Menem.
En defensa de Lamberto salió el presidente del bloque de diputados peronistas, Agustín Rossi, quien ratificó su confianza en el diputado santafesino de su bancada. “No tenemos la intranquilidad del diputado Macaluse”, comentó con ironía, y descartó la idea del ARI.
Luego tomó la palabra la abogada y diputada del ARI Marcela Rodríguez, quien aseguró que la comisión investigadora era necesaria porque podía haberse incurrido en el delito de falsedad ideológica de documento público al introducirse datos falsos en las actas de la comisión. Sin embargo, la diputada peronista Graciela Camaño volvió a desestimar la idea, la mayoría peronista pasó la cuestión de privilegio para que sea tratada por la Comisión de Asuntos Constitucionales de Diputados y luego se empezó a tratar otro tema.
Paralelamente, el senador radical Gerardo Morales reclamó cambios en la metodología de funcionamiento de esa comisión que él integra y apoyó los reclamos de la ACIJ en cuanto a la confección de las actas (ver “Cambiar…”).
“La Mixta” está encargada de controlar los gastos del Gobierno y analizar los informes de la Auditoría General de la Nación. Está formada por 8 legisladores oficialistas y 4 de la principal fuerza de la oposición.
Las actas supuestamente fraguadas las consiguió la ACIJ recién después de un fallo de la jueza en lo Contencioso Administrativo Cecilia de Alegre y el viernes pasado fue la primera reunión pública de esa comisión en 110 años de su historia.

Deje un comentario