23.05.07 // Novedades, NOVEDADES

Frenan el proyecto que limita la Auditoría (La Nación)

Por esa razón, la cúpula kirchnerista de la Cámara de Diputados decidió ayer dar marcha atrás con su controvertido proyecto de limitar la autonomía de uno de los principales organismos de control de la administración pública, la Auditoría General de la Nación (AGN), después del rechazo unánime que había provocado en todo el arco opositor y en organizaciones no gubernamentales (ONG).

“No nos vamos a inmolar por este proyecto, al menos por ahora. Será mayor el costo político que el beneficio”, se sinceró ante LA NACION un importante miembro de la conducción kirchnerista de la Cámara baja.

La iniciativa estaba incluida en el temario de hoy de la Comisión de Presupuesto, y el oficialismo pretendía imponer su mayoría para firmar el respectivo dictamen. Pero a último momento, el presidente de la Cámara baja, Alberto Balestrini (FPV-Buenos Aires) instruyó a Carlos Snopek (Jujuy), titular de la comisión, que retirara el proyecto del temario.

La oposición advirtió que la iniciativa es lisa y llanamente inconstitucional, pues pretende acentuar la dependencia de la AGN de la Comisión Mixta Revisora de Cuentas del Congreso, un órgano hoy dominado por el oficialismo.

De esta manera, alegan los opositores, vulnera el principio de autonomía funcional del que goza el organismo de control por mandato constitucional.

Balestrini, junto con la vicepresidenta del cuerpo, Patricia Vaca Narvaja (Córdoba); el jefe del bloque oficialista, Agustín Rossi (Santa Fe), y el titular de la Comisión Mixta Revisora de Cuentas, Oscar Lamberto (Santa Fe), son las cuatro espadas que presentaron el proyecto. Semejantes rúbricas hicieron presagiar lo peor en la oposición.

“Ya fueron por el Consejo de la Magistratura, ahora vienen por la Auditoría”, dramatizaron. Rápidamente los distintos bloques se pusieron de acuerdo y, bajo la batuta de Claudio Lozano (CTA), participaron ayer en una audiencia pública en defensa de la autonomía de la AGN.

El rumor de la marcha atrás oficialista comenzó a correr no bien arrancó la audiencia pública, al promediar la tarde de ayer. No faltó nadie: allí estaba el titular del órgano de control, el radical Leandro Despouy acompañado por uno de los auditores, el ex diputado radical de Catamarca Horacio Pernasetti. También estaban presentes los principales jefes de los bloques opositores, entre ellos Fernando Chironi (UCR), Eduardo Macaluse (ARI) y Federico Pinedo (Pro). También participaron Lozano, Eduardo Di Pollina (PS) y Marina Cassese (JN).

El salón estaba colmado, no sólo de legisladores, sino también de representantes de distintas ONG críticas del proyecto, entre ellas, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS); Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ); la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE); la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA), la Asamblea Permanente de Derechos Humanos.

Críticas al proyecto

“El proyecto propone amputar la proyección de independencia de la Auditoría como órgano rector de control externo. Más allá de su vinculación con el Congreso, la Constitución le confiere atribuciones propias y así se plasma en la autonomía funcional expresada en su artículo 85”, enfatizó Despouy ante la mirada y asentimiento de los legisladores de la oposición.

Las demás voces coincidieron. “Con este proyecto, la AGN se convertirá en un simple organismo de asistencia técnica del Congreso. El Ejecutivo busca la eliminación del control”, asestó Lozano.

Por su parte, Jorge Vanossi (Pro-Capital) advirtió que el proyecto del oficialismo en cuestión “es más grave que el del Consejo de la Magistratura”, que aprobó el oficialismo el año pasado”.

A la audiencia pública no asistió ningún legislador oficialista. Sí estuvo, en cambio, el justicialista Gerardo Palacios, uno de los siete auditores de la AGN, quien puso paños fríos a la catarata de críticas opositoras.

“En el colegio de auditores, si bien hay tres representantes oficialistas, los informes de auditoría resultan aprobados por unanimidad en su gran mayoría”, sostuvo Palacios.

A pesar del optimismo opositor, el retroceso del kirchnerismo es momentáneo: a fines de este año se renovará la integración del colegio de auditores y el oficialismo no perderá la oportunidad de asegurarse el dominio del cuerpo. La autonomía de la AGN estará una vez más en riesgo.

Por Laura Serra
De la Redacción de LA NACION
La Nación

Deje un comentario