17.01.14 // Destacadas (medios), Igualdad Educativa (medios)

Esto sólo contribuye a profundizar la exclusión

Por Roberto Amette*

La decisión del Gobierno de la Ciudad de instalar aulas modulares en distintas escuelas de la capital viola el derecho a la educación. En efecto, la justicia de la Ciudad se expidió en el año 2006, a partir de una demanda promovida por ACIJ, contra este tipo de prácticas.

En aquel caso, el juez Lima expresó, en relación con las aulas container, que “no sólo aparece como impropio que se dicten clases en tales denigrantes condiciones, sino que ello implica un concreto peligro para la vida y la salud de alumnos y personal docente y no docente, en virtud de los materiales de que están hechos los containers”.

Por otra parte, casi la totalidad de las aulas modulares que se planean instalar están destinadas a la zona sur, el sector con mayor vulnerabilidad socioeconómica de la ciudad. De este modo, a un contexto de frágil acceso a otros derechos como vivienda, agua, salud, la decisión del gobierno suma la vulneración del derecho a la educación. Esto, evidentemente, sólo contribuye a profundizar la exclusión.

Los problemas producidos por las fallas de la inscripción online así como el problema estructural de vacantes necesitan verdaderas soluciones que jamás podrán surgir de una práctica que genera nuevas violaciones al derecho a la educación.

*coordinador de Iguldad Educativa de ACIJ.

Tiempo Argentino