20.11.07 // Igualdad Educativa (medios)

Es crítica la falta de vacantes escolares

Según la Defensoría del Pueblo porteña, hay más de 6000 chicos sin lugar en las salas de jardín.

Por Nathalie Kantt

El problema de la falta de vacantes en los establecimientos educativos de nivel inicial parece un problema sin solución: más de 6000 niños y niñas menores de cinco años están sin lugar en las salas de jardín de infantes, según surge de un informe presentado ayer por el área de educación de la Defensoría del Pueblo de la ciudad.

Del total de 6047 niños que están en lista de espera 4271 (el 71%) se concentran en la zona sur de la ciudad, mientras que 1776 (el 29%) se ubican al norte de la avenida Rivadavia, que divide en dos el mapa porteño. En los casos más graves, 1047 son niños que esperan poder ingresar en salas de cuatro años y 174, en salas de cinco.

“Es un eufemismo hablar de lista de espera, porque en realidad son chicos que están fuera del sistema educativo”, explicó a LA NACION el defensor adjunto, a cargo del área de educación, Gustavo Lesbegueris. “Los lugares se van liberando y ocupando automáticamente, pero ese proceso a veces se da en agosto, o en noviembre, y algunos ingresan casi al finalizar el año lectivo”, continuó.

Según Lesbegueris, la sobrepoblación, los problemas edilicios y la falta de equipamiento de los establecimientos de nivel inicial son algunos de los factores principales por los que los niños se quedan sin lugar en las salas de jardín. “Las diferencias educativas en los puntos de partida de los chicos son abismales”, añadió.

El informe, presentado por la defensora del pueblo porteña, Alicia Pierini, reveló otros grandes problemas educativos de la ciudad: la falta de ejecución del presupuesto en algunos barrios de la ciudad durante el período 2003-2005, la caída de la cantidad de alumnos que quieren ser docentes en un 27% y los cinco millones de pesos que el gobierno gasta por año en contratos de locación para el alquiler de 89 escuelas, algunas de las cuales nunca fueron habilitadas.

Bronca y angustia

El futuro ministro de Educación porteño, Mariano Narodowski, participó de la presentación y dijo que sentía “mucha bronca y mucha angustia” por los resultados del informe. “Para decirlo en «latín»: hicieron pelota la educación pública”, sentenció el funcionario designado por Mauricio Macri, luego de tomar un vaso de agua y bromear: “Después de ver esto, dan ganas de salir corriendo. Si hubiese vodka en este vaso, estaría mejor”.

Los datos sobre la falta de vacantes presentados por la Defensoría surgen a partir de un relevamiento realizado en junio del año pasado. “No están actualizados porque el Ministerio de Educación porteño nos negó sistemáticamente la información de este año, pese a los reiterados pedidos que hicimos. Igualmente no hay razones para pensar que los números puedan estar mejor que hace un año”, denunció Lesbegueris.

Es que la falta de vacantes no es un problema nuevo. Según la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), el número viene creciendo: aumentó el 37% desde 2002. Y en agosto de este año la justicia porteña ordenó al gobierno de la ciudad que pusiera en marcha una solución inmediata para la falta de vacantes en el nivel inicial. Según el fallo, a comienzos del año que viene no debería haber ningún chico de 45 días a cinco años sin lugar en las salas de jardín, y para 2010 deberían estar terminadas las refacciones y los nuevos edificios necesarios para solucionar el problema. La ley de educación nacional establece la obligatoriedad del preescolar y la universalización de la sala de cuatro años.

Sobre este tema, Narodowski afirmó: “Ya estamos trabajando sobre la falta de vacantes para ir solucionando el problema”. Y, respecto de los problemas edilicios, que según datos de la Defensoría afectan a más de 190 escuelas porteñas (de las cuales 70 están en condiciones de urgencia y prioritaria refacción), el futuro ministro añadió: “Para nosotros es un tema urgente. No lo tendremos solucionado para el año que viene porque eso es imposible, pero sí estaremos trabajando en ese sentido”.

Desequilibrio regional

Pero la falta de vacantes no es el único problema educativo que tiene la ciudad. Según la defensoría, de las 25.335 vacantes disponibles cada año en las escuelas públicas de nivel medio 18.032 (el 71%) se cubre en la zona norte, mientras que en el Sur sólo ingresan 7303 (29%), lo que demuestra el alto grado de desequilibrio regional, segmentación y desigualdad educativa de esa zona.

“Me voy angustiado. A nivel personal, esta oportunidad es un desafío muy grande. Queremos hacer un aporte en la gestión pública para mejorar la educación”, concluyó Narodowski, tras escuchar el informe.

Datos preocupantes
  • Lugares: de las 25.335 vacantes que cada año se producen en las escuelas primarias de la ciudad, 18.031 (71,2%) se cubren en la zona norte y sólo 7303 (28,2%) en la zona sur.
  • Lista de espera: a lo largo de 2006 hubo 6047 chicos en listas de espera: 4271 en los barrios del sur y 1776 en la zona norte. La Defensoría advirtió que este año el número aumentó.
  • Fragmentación: mientras en las escuelas de Belgrano, Palermo y Núñez, el índice de alumnos que repiten primer grado es del 2,9%, el porcentaje trepa al 10,6% en Villa Lugano, Villa Soldati, Bajo Flores, La Boca y Barracas.
  • Escuelas en mal estado: en los últimos tres años se presupuestaron $ 101,3 millones para obras de infraestructura escolar y no se ejecutaron $ 55,3 millones.
  • Horas de clase: en la zona norte de la ciudad, el 63% de los colegios estatales son de jornada completa. En la zona sur, el 52% es de doble escolaridad.
  • Matrícula: en todos los barrios de la zona norte la población estudiantil decreció, con picos del 15% en Palermo. En casi toda la zona sur, en cambio, el número de alumnos aumentó (11,5%, en Soldati, y 15, 8%, en Villa Lugano).
La Nación

Deje un comentario