03.03.12 // Acij en los medios, ACIJ en los MEDIOS, Villas e Integración Urbana (medios)

Electrocución y abandono en Villa 31 (Página 12)

Gustavo Maldonado, un joven vecino de la Villa 31, de Retiro, falleció ayer después de recibir una descarga eléctrica, mientras trabajaba en la reparación de un caño roto desde hace una semana, para una cooperativa del barrio y, según denunciaron sus vecinos, la ambulancia del SAME demoró 45 minutos en llegar para prestar asistencia. Habitantes del barrio realizaron anoche un corte en la autopista Illia, para reclamar al gobierno porteño la reparación de la cañería, que inunda el barrio desde hace una semana, y asistencia médica.

El lugar del accidente fue en el Sector Cristo Obrero, en la manzana 14 de la Villa. Según relataron vecinos de la Villa 31 a Página/12, Maldonado trabajaba para una cooperativa del barrio que realiza tareas de mantenimiento. El caño había sido roto por una retroexcavadora hace una semana y debía ser reparado por una empresa contratada por el gobierno porteño para trabajos de infraestructura. Como esa empresa nunca se hizo presente, la cooperativa se hizo cargo de las tareas de desagote. Una versión daba cuenta de que Maldonado se había electrocutado con un cable de alta tensión enterrado en ese sector. Otros vecinos aseguraron que la descarga provino de la bomba de desagote, sumergida en el agua.

Lo cierto es que Maldonado fue trasladado por un vecino en el carrito de una moto hasta el destacamento policial que está frente al ex edificio del correo, a unas cuatro cuadras del lugar, mientras otros vecinos llamaban al SAME. El servicio médico, aseguran, llegó 45 minutos después. Maldonado ya estaba muerto.

Un episodio similar había ocurrido el 5 de abril pasado, cuando otro vecino, Sapito Ruiz, falleció por la negativa de los médicos del SAME a ingresar a la villa. Esta vez, la ambulancia ni siquiera necesitaba entrar al barrio, ya que los vecinos habían llevado al afectado hasta una avenida periférica, donde se encuentra el destacamento policial que depende de la seccional 46ª.

La posibilidad de que el accidente haya sido provocado por una falla eléctrica puso en alerta a la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, que inició demandas contra el gobierno porteño y el ENRE por el riesgo eléctrico en que se encuentran vecinos de las villas porteñas debido a la precariedad de los tendidos. Una de esas denuncias corresponde a la Villa 31.

Los vecinos levantaron el corte de la autopista alrededor de las 22, ante la promesa del gobierno porteño de que hoy concurriría la empresa encargada de mantenimiento a resolver el problema del caño roto que inunda un sector de la villa.

Página 12

Deje un comentario