19.02.16 // Novedades, Derecho a la Ciudad (novedades), NOVEDADES, Villas e Integración Urbana (novedades)

El Tribunal Superior de la Ciudad se negó a escuchar a los/as vecinos/as de la villa Rodrigo Bueno

En el día de hoy vecinos/as de la villa Rodrigo Bueno -que se emplaza en la zona de la costanera sur de la Ciudad de Buenos Aires-, junto con el Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad, así, como distintas organizaciones no gubernamentales y académicas, se presentaron ante el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires para solicitarle que revoque su decisión de rechazar una audiencia pública en el marco de la causa por la que tramita la demanda vecinal de urbanización del barrio.

Rodrigo-Bueno-3

 

 

En el día de hoy vecinos/as de la villa Rodrigo Bueno -que se emplaza en la zona de la costanera sur de la Ciudad de Buenos Aires-, junto con el Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad, así, como distintas organizaciones no gubernamentales y académicas, se presentaron ante el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires para solicitarle que revoque su decisión de rechazar una audiencia pública en el marco de la causa por la que tramita la demanda vecinal de urbanización del barrio.

Dicha audiencia había sido solicitada también por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), el Instituto de Investigaciones Gino Germani (Facultad de Ciencias Sociales – UBA), el Instituto de la Espacialidad Humana (Facultad de Arquitectura – UBA) y la organización TECHO Argentina, quienes a su vez solicitaron ser tenidos como Amicus Curiae en la causa -petición que también fue denegada-.

Para rechazar la petición de los/as habitantes del barrio y las organizaciones, la mayoría del Tribunal (con la disidencia de la Dra. Alicia Ruiz) sostuvo que le resultaba suficiente para resolver el caso lo ya expresado por escrito en el expediente, y que conceder una audiencia resultaría dilatorio de la sentencia de fondo.

Al solicitar que revoque su decisión, los/as habitantes del barrio y las organizaciones presentadas sostuvieron que “la convocatoria a audiencia de carácter público se justifica plenamente en las presentes circunstancias, por el derecho de la comunidad a tomar pleno conocimiento y participación en el proceso judicial en el cual definirá el futuro de sus vidas y las de sus familias“. Creemos que resulta indispensable que se garanticen los derechos antedichos y asimismo, de que el Tribunal cuente con todos los elementos y aportes suficientes, que permitan comprender en su integral complejidad la actual situación del Barrio Rodrigo Bueno -y de sus habitantes- y de esa manera adoptar finalmente la decisión que más se ajuste a los hechos y derechos involucrados, acorde con una adecuada y regular prestación del servicio de justicia”.

Al respecto, el Defensor General de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Corti, se mostró preocupado por la actitud del Tribunal Superior: “El Tribunal Superior es la máxima instancia de la Justicia de la Ciudad. En este sentido es muy importante su rol al definir qué modelo de justicia se imparte al conjunto de la sociedad. En este caso, el TSJ ha optado por no escuchar a las personas, a los ciudadanos que viven en el barrio hace años y que paciente y pacíficamente vienen confiando en las instituciones para hacer valer sus derechos. Aquí se les niega el más elemental de los derechos: ser escuchados públicamente. El TSJ elige un modelo de justicia en el que los jueces se encierran en el expediente, en los papeles, en el trámite burocrático y le dan la espalda a las personas. Desde la defensa venimos pidiendo un modelo de justicia distinto, abierto, sensible, capaz de escuchar y de ver la realidad. Por eso venimos pidiendo a los jueces que vayan al barrio, que escuchen a los vecinos que vienen construyendo ese barrio desde hace más de 30 años. La Corte Suprema de Justicia de la Nación ha demostrado en causas importantes que el mecanismo de la audiencia pública es necesario y esclarecedor, que una concepción moderna y democrática de justicia implica abrirse a la sociedad, tomando en cuenta la figura del Amicus Curiae, por ejemplo.”

Adjuntamos la sentencia del Tribunal Superior de Justicia y al escrito de revocatoria presentado.

Fallo TSJ

Fallo TSJ – parte 2 Fallo TSJ

Plantean recurso de revocatoria