21.11.12 // Acij en los medios, ACIJ en los MEDIOS, Destacadas (medios), Igualdad Educativa (medios), Presupuesto y Derechos Humanos (medios)

El gobierno porteño baja un 52% la inversión en infraestructura escolar

El proyecto de Presupuesto 2013 contiene ese recorte con respecto al de este año. Pero al mismo tiempo el gasto en subsidios a la educación privada crece un 24%. Les aporta incluso a colegios que cobran una cuota de 2900 pesos.

 Por: Diego Igal

 La Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) y el colectivo Familias por la Escuela Pública confirmaron que el proyecto de Presupuesto 2013 del gobierno porteño en materia de educación está desbalanceado: mientras la cifra total es dos puntos menor que el número anunciado para el actual ejercicio, para el año próximo se prevé una baja en la inversión de ítems sensibles como el de infraestructura (el 52%), y en cambio incrementa el subsidio a la educación de gestión privada.

La ONG tomó un índice de ajuste por inflación del 24%, pero a los efectos de trazar un parámetro y una comparación interanual en términos reales, con la salvedad de que existen muchos indicadores del costo de vida en danza. Así es que concluyó que el pregonado incremento del 16% respecto de lo presupuestado en 2012 (de 8857 millones a 9915 millones, según se anunció) en rigor sería mucho menor. Pero además, la ACIJ advirtió que la porción para educación pierde peso dentro de los números generales. “Pero no todas las áreas del Ministerio varían igual -cuestionó el informe difundido ayer-. El gasto propuesto para subsidiar la educación privada en 2013 es de 1.652 millones de pesos, un 24% más que en 2012. Sí: los fondos destinados a la educación privada crecerían más que los del Ministerio en general. Además, ¿quiénes reciben este dinero? En 2012, el Gobierno otorgó subsidios de más de un millón de pesos mensuales a escuelas que cobran cuotas de unos 1800 pesos y se ubican en distritos escolares privilegiados. Incluso subsidia escuelas que cobran cuotas que ascienden a 2900 pesos por mes.” Desde la ACIJ aún esperan que el Ministerio de Educación detalle mejor cómo reparten los subsidios (criterios, número de alumnos y profesores de cada establecimiento, etcétera).

Los grises en los números oficiales se habían insinuado cuando el ministro de Educación Esteban Bullrich concurrió el 25 de octubre a la Legislatura a la exposición rutinaria que hizo todo el elenco macrista en esas dos semanas. Los cuestionamientos quedaron en las versiones taquigráficas, pero nadie puede asegurar si se reflejarán en cambios cuando haya que buscar un dictamen, paso previo al tratamiento sobre tablas.

El análisis también puso la lupa sobre una de las banderas que el gobierno porteño suele enarbolar para defender los números: la inversión por estudiante. “Si tomamos el gasto del Ministerio de Educación previsto para 2013, sin lo destinado a educación privada, y lo dividimos por el total de estudiantes indicado en el presupuesto para la educación estatal; para 2013, la inversión propuesta por estudiante es de 16.393 pesos. Si analizamos esto para 2012, obtenemos una inversión de 13.863 pesos por estudiante. El aumento previsto es de un 18%: nuevamente, con una inflación del 24%, la inversión por alumno, en términos reales, caería en un 5%”, evaluó ACIJ.

En cuanto al mantenimiento de la infraestructura escolar, un punto que desde 2010 es materia de protestas y reclamos de estudiantes, padres, docentes y sindicatos, el proyecto de presupuesto tendría un recorte muy importante. “El gobierno propuso invertir unos $ 140 millones en 2013. Esto significa una disminución del 52% en relación con 2012, sin considerar la inflación. Si tenemos en cuenta una inflación del 24%, observamos un recorte del 62%.”

“En la Ciudad –recordó el documento–, muchos estudiantes sufren problemas de infraestructura precaria, falta de accesibilidad física, superpoblación y hacinamiento. Y hasta hay personas que se quedan fuera del sistema educativo por falta de vacantes. A pesar de esto, el proyecto de presupuesto para el año próximo recorta fondos de la educación estatal y mantiene elevados subsidios a escuelas privadas caras. Esta distribución profundiza la desigualdad y no respeta el derecho a la educación”.


En la cartera educativa insisten en defender los números. Dicen que no sólo aumenta el presupuesto sino que el incremento “es una política que comenzó cuando Mauricio Macri llegó a la Jefatura de Gobierno”. Bullrich suele puntualizar que en los cinco años de gestión triplicaron el salario docente, crearon más de 5.000 cargos e invirtieron más de 1.872 millones de pesos para construir 24 escuelas nuevas y ampliar otras 25, con lo que crearon “10.500 nuevas vacantes en la Ciudad”.

En un spot reciente, el ministro de educación de la Ciudad, Esteban Bullrich, publicita: “En estos cinco años de gobierno de Mauricio, la Ciudad ha recaudado más y mejor para darte mejores servicios. Por eso, es incorrecto hablar de proporción de un área dentro del presupuesto total. La variable correcta para medir la inversión educativa y la que se toma en todo el mundo es pesos por cada estudiante del sistema. En esa variable, la ciudad viene invirtiendo cada vez más, ganándole inclusive a la inflación. Comparando 2012 contra 2013 estamos invirtiendo un 3% más. Invirtiendo más de 21 mil pesos por estudiante en toda la Ciudad. ¿me pueden decir entonces de que recorte me están hablando?”

 

 Tiempo Argentino

Deje un comentario