20.02.17 // Discapacidad y DDHH (novedades)

El Consejo Federal de Educación aprobó una nueva resolución que regula las trayectorias educativas de las personas con discapacidad en escuelas comunes

El pasado 15 de diciembre el Consejo Federal de Educación aprobó la Resolución 311/2016 sobre “Promoción, acreditación, certificación y titulación de lxs estudiantes con discapacidad”. El Consejo es un organismo integrado por las autoridades educativas de la Nación y de las jurisdicciones locales en donde se definen las políticas educativas nacionales.

Esta norma -de cumplimiento obligatorio en todo el país- implica un avance en el reconocimiento del derecho a la educación inclusiva de las personas con discapacidad, pues introduce cambios superadores en relación a la anterior normativa del Consejo, en particular a las Resoluciones nº 155 y 174.

La nueva resolución establece que “las escuelas tienen prohibido rechazar la inscripción y reinscripción de un/a estudiante por motivos de discapacidad” y que “el rechazo por motivos de discapacidad, de forma directa o indirecta será considerado un acto de discriminación”. Así, reafirma una prohibición ya consagrada en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, tratado de derechos humanos con jerarquía constitucional.

Dispone asimismo que lxs alumnxs con discapacidad que cursen sus estudios con un Proyecto Pedagógico Individual (PPI) deben ser evaluadxs y calificadxs únicamente de acuerdo a dicho instrumento. En consecuencia, las escuelas no pueden negar el paso de año ni de nivel a quienes hayan cumplido con su PPI y deberán otorgarles las certificaciones y el título primario y secundario en igualdad de condiciones con lxs demás estudiantes.

La implementación de un sistema educativo inclusivo en línea con el artículo 24 de la Convención requiere cambios estructurales. En tal sentido, es necesario que se continúe avanzando en reformas que eliminen las barreras que excluyen a las personas con discapacidad de las escuelas comunes.