26.05.05 // Novedades, NOVEDADES

El Ciadi acepta dar un lugar a las ONG (La Nación)

Se presentaron por Aguas Argentinas

El hermetismo que caracteriza el procedimiento del tribunal arbitral del Banco Mundial (Ciadi), en el que sólo las partes pueden intervenir en el juicio, cedió ante un pedido de varias organizaciones no gubernamentales (ONG) argentinas. El Ciadi admitió que un grupo de organizaciones de la sociedad civil pueda intervenir en el proceso que lleva adelante la empresa francesa Suez -socia de Aguas Argentinas- contra el Estado argentino.

Mediante una figura llamada amicus curiae -que significa amigo de la Corte o del tribunal- el Ciadi admitió, con ciertas limitaciones, que esas entidades tienen algún tipo de participación. Así se permite que quienes no son litigantes del proceso, pero están interesados, se sienten afectados o consideran que pueden aportar información relevante para su resolución, tengan alguna intervención, aunque sea parcial.

La medida, que se dictó el viernes pasado, pero que fue notificada anteayer, había sido solicitada en enero por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), el Centro para el Derecho Internacional Ambiental (CIEL), Consumidores Libres y la Unión de Usuarios y Consumidores. “Es la primera vez que un tribunal del Ciadi decide admitir la intervención de un tercero”, dijo Gustavo Maurino, de la ACIJ.

Pero el tribunal no accedió a todos los pedidos, ya que denegó la solicitud de que delegados de las ONG estén en las audiencias.

Los efectos concretos de la resolución aún son una incógnita porque el tribunal solicitó a las ONG que demuestren su trayectoria e interés en el caso para decidir qué tipo de información se les dará.

“Si nos bloquea el acceso a toda la información, creemos que sería una especie de obrar con mala fe”, dijo Maurino a LA NACION.

Respecto de la posibilidad de pedir intervención en otros de los 35 procesos que se tramitan en el Ciadi contra el Estado, no descartó que las ONG busquen el reconocimiento como amicus curiae.

“Nuestra idea es partir de este precedente, que es el caso más claro por la vinculación de un tema tan sensible como el agua con los derechos humanos y con el interés público. Pero, si bien no lo analizamos, es posible que nos presentemos en los casos de juicios de empresas de energía eléctrica o de gas”, dijo.

La presentación tiene como antecedente una similar que hicieron, sin éxito, 300 asociaciones de consumidores de Bolivia. Las entidades solicitaron ser parte del juicio que Suez, concesionaria de Aguas del Illimani, inició contra ese país.

La francesa Suez se presentó ante el Ciadi en julio de 2003, junto con su socia, Aguas de Barcelona, por las tres concesiones de servicios de agua y cloacas que tienen en el país: Aguas Argentinas, Aguas de Santa Fe y Aguas Cordobesas.

Aguas Argentinas fue la primera empresa de servicios públicos en firmar un acuerdo transitorio con el Gobierno, que pareció marcar un sendero de renegociación. Mientras duró, hasta el 31 de diciembre pasado, la empresa suspendió la presentación ante el Ciadi. Pero el 3 de enero reactivó la demanda. Suez reclama ante el tribunal unos 600 millones de dólares.

Por su parte, y tras conocerse los argumentos del Ciadi para condenar a la Argentina a pagar 133,2 millones de dólares a la empresa CMS Gas Transmission Company -accionista minoritario de Transportadora de Gas del Norte-, el Gobierno se tomó varios días para analizar los pasos por seguir. Hasta la semana próxima hay tiempo para interponer un recurso extraordinario ante la Corte Suprema.

Por Diego Cabot

Deje un comentario