15.04.13 // Fortalecimiento de las Instituciones Democráticas (medios), Poder Judicial y Democracia (medios)

El CELS expondrá su posición acerca de la reforma de las cautelares en el Senado

El titular del Centro de Estudios Legales y Sociales, Horacio Verbitsky, así como integrantes de la Asociación por los Derechos Civiles (ADC), la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) y el Foro de Estudios sobre la Administración de Justicia (FORES), entre otros, participarán mañana en el plenario de las comisiones de Justicia y Legislación General de la Cámara alta para continuar el debate acerca de la democratización del Poder Judicial iniciado el jueves pasado.

 Cabe reocordar que el presidente del bloque de senadores kirchneristas, Miguel Angel Pichetto, invitó a los integrantes del CELS a exponer sus cuestionamientos al proyecto que limita el uso de medidas cautelares, parte del paquete de propuestas para reformar el sistema judicial que presentó el Gobierno. Pichetto señaló que ante las críticas que realizó el titular del organismo decidió convocarlos “para escuchar y analizar todos los aportes” que puedan realizar.

Si bien el proyecto ya tiene dictamen de comisión, en el debate en el pleno previsto para el próximo jueves los senadores pueden incorporar modificaciones al texto enviado por el Poder Ejecutivo. En la reunión de mañana, citada para las 11, estarán los miembros de las comisiones de Justicia y Asuntos Penales y Legislación General.

Los cuestionamientos a la iniciativa fueron expuestos tanto institucionalmente por el CELS en un comunicado de prensa difundido el sábado como en una nota de Verbitsky, publicada en este diario en su edición de ayer. El planteo es que el proyecto que regula las cautelares presenta problemas de constitucionalidad y podría dejar sin una herramienta de defensa a los sectores más desprotegidos de la sociedad. En esta línea, el periodista y titular del CELS agregó que el proyecto va en contra de la Convención Americana de Derechos Humanos, “cuyo artículo 25 requiere que las herramientas judiciales disponibles incluyan medidas cautelares y recursos judiciales sencillos y rápidos para la protección de grupos en situación de vulnerabilidad”.

Ayer, Pichetto defendió el proyecto de las críticas expresadas por legisladores de la oposición: “No eliminará las cautelares, como algunos quieren hacer creer, sino que se les fija un plazo razonable, como sostuvo la Corte Suprema de Justicia”. El senador añadió que la iniciativa apunta esencialmente “a los grupos económicos y su relación con el Estado para evitar que se frenen decisiones importantes que afecten al conjunto de la sociedad”, aludiendo a lo que sucede con la ley de medios o con las deudas millonarias que algunas empresas mantienen con el fisco. De todas maneras, anticipó que los senadores del Frente para la Victoria están “dispuestos a incorporar cambios” si éstos “tienen entidad y fundamentos”. A modo de ejemplo, dijo que en la reunión de comisión del jueves pasado, “a propuesta del profesor en Derecho administrativo de la Universidad Católica, Fernando García Pulles, invitado por la senadora Sonia Escudero, se incorporó el tema ambiental para que los jueces puedan dictar una cautelar sin requerir una opinión previa del Estado”.

Además de la propuesta sobre las cautelares, el Senado debatirá esta semana otros dos proyectos que hacen a la reforma judicial: la ampliación del Consejo de la Magistratura, que incluye la elección de sus integrantes por el voto popular, y la creación de nuevos tribunales de Casación para los fueros Civil y Comercial, Contencioso Administrativo y Previsional y Laboral.

La Cámara de Diputados, por su parte, tratará las otras tres iniciativas que forman parte de la reforma propuesta por la presidenta Cristina Kirchner, que se proponen transparentar el ingreso a la carrera judicial, ampliar la información pública sobre el estado de las causas judiciales y el libre acceso a las declaraciones patrimoniales de los funcionarios públicos.

En el Senado también está previsto que mañana se realice la reunión de Labor Parlamentaria en la que se buscará un acuerdo entre los presidentes de las bancadas acerca de la dinámica de las sesiones del miércoles y el jueves, ya que en ese tipo de debates la cantidad de oradores suele ser muy alta. La apertura estará a cargo del oficialismo, ya que la mayoría de los bloques opositores se niega a colaborar para conformar el quórum de 37 senadores. De hecho, con excepción de la salteña del Peronismo Federal Sonia Escudero y de Samuel Cabanchik (Probafe), de las reuniones plenarias de comisiones que se hicieron en la Cámara no participaron legisladores ajenos al Frente para la Victoria.

Página 12

Deje un comentario