20.11.12 // Novedades, Derechos Económicos Sociales y Culturales (novedades), NOVEDADES

Campaña por la igualdad en el presupuesto educativo porteño

Análisis del presupuesto presentado para el año 2013.

 ACIJ y Familias por la Escuela Pública realizaron un informe audiovisual sobre el proyecto de presupuesto educativo que presentó el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para el año 2013. Compartimos el spot y la transcripción del audio.

 

Desigualdad en el presupuesto educativo: de 2012 a 2013
en la Ciudad de Buenos Aires

 

 

En un contexto de profundas desigualdades en el acceso a la educación, el Gobierno propuso un presupuesto con pocas señales de progreso.

El proyecto de presupuesto del Ministerio de Educación para el año próximo es de 9.915 millones de pesos. A primera vista, esto parece un avance, pues es un 16% más que lo presupuestado para 2012. Sin embargo, con una inflación del 24%, el presupuesto para el Ministerio el año próximo sería, en realidad, menor al de este año, en un 6%. Además, el presupuesto del Ministerio perdería peso dentro del presupuesto general de la Ciudad. En 2012, representaba un 26% del presupuesto. Para 2013, el Gobierno propone reducirlo al 24%.

Pero no todas las áreas del Ministerio varían igual. El gasto propuesto para subsidiar la educación privada en 2013 es de 1.652 millones de pesos, un 24% más que en 2012. Sí: los fondos destinados a la educación privada crecerían más que los del Ministerio en general. ¿Quiénes reciben este dinero? En 2012, el Gobierno otorgó subsidios de más de un millón de pesos mensuales a escuelas que cobran cuotas de unos 1.800 pesos y se ubican en distritos escolares privilegiados. Incluso subsidia escuelas que cobran cuotas que ascienden a 2.900 pesos por mes.

Volvamos a la educación de gestión estatal. Podemos comparar la inversión por estudiante que el Gobierno propone para el año próximo, con la de este año. Para esto, tomamos el gasto del Ministerio de Educación previsto para 2013, sin lo destinado a educación privada, y lo dividimos por el total de estudiantes indicado en el presupuesto para la educación estatal. Para 2013, la inversión propuesta por estudiante es de 16.393 pesos. Si analizamos esto para 2012, obtenemos una inversión de 13.863 pesos por estudiante. El aumento previsto es de un 18%: nuevamente, con una inflación del 24%, la inversión por alumno, en términos reales, caería en un 5%.

Por otro lado, ¿qué pasa con los fondos previstos para inversión en mantenimiento e infraestructura escolar? Para mantenimiento escolar, el proyecto prevé un aumento similar al de la inflación, por lo que no habría, en términos reales, una variación significativa.

En infraestructura escolar, en cambio, habría un recorte muy importante. El Gobierno propuso invertir unos $140 millones en 2013. Esto significa una disminución del 52% en relación con 2012, sin considerar la inflación. Si tenemos en cuenta una inflación del 24%, observamos un recorte del 62%.

Comparemos, entonces, cómo el Gobierno propone distribuir los fondos el año próximo: para subsidiar la educación privada, 1.652 millones de pesos; para infraestructura escolar, 140 millones. Sí, solo un 8% de lo que destinaría a la educación privada.

En la Ciudad, muchos estudiantes sufren problemas de infraestructura precaria, falta de accesibilidad física, superpoblación y hacinamiento. Y hasta hay personas que se quedan fuera del sistema educativo por falta de vacantes. A pesar de esto, el proyecto de presupuesto para el año próximo recorta fondos de la educación estatal y mantiene elevados subsidios a escuelas privadas caras. Esta distribución profundiza la desigualdad y no respeta el derecho a la educación.

ACIJ. Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia
Familias por la Escuela Pública
 Notas aclaratorias

Los datos del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con los que se confeccionó este informe pueden descargarse de los siguientes vínculos:

Los ajustes por inflación están realizados con un índice del 24% solo como un parámetro para hacer la comparación interanual en términos reales, dada la gran diversidad de indicadores difundidos por diferentes sectores. Si el incremento de precios, finalmente, fuera mayor al 24%, entonces la variación interanual sería incluso más decreciente que la presentada; si la inflación fuera menor al 24%, la caída de un año a otro, en términos reales, sería menos significativa.
El valor del 24% es cercano al basado en mediciones privadas difundido por legisladores del Congreso nacional y al último dato disponible de la serie confeccionada por el Centro de Estudios para el Desarrollo Argentino en base a la ponderación de siete índices provinciales (la publicación de esta serie fue discontinuada en 2011; sin embargo, datos recientes de algunas provincias indican variaciones cercanas a este valor).
El 24% está por encima del 10,8% indicado por el Gobierno nacional como esperado para 2013 y por debajo del último dato disponible de InflaciónVerdadera.com, 27%. También es menor al 30% de expectativas de inflación informado por la Universidad Torcuato Di Tella en base a una encuesta realizada por la consultora Poliarquía.

 

 

 

Este informe fue posible gracias al apoyo de Tinker Foundation Incorporarted

Deje un comentario