22.11.06 // Novedades, NOVEDADES

Denuncian que creció la desnutrición (La Nación)

La desnutrición, al parecer, no es un problema excluyente de las provincias pobres o de las zonas más aisladas del vasto mapa de la Argentina. En la ciudad de Buenos Aires, el distrito más rico del país, con un presupuesto de 8600 millones de pesos anuales, un informe de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) y del Foro de Salud y Medio Ambiente porteño asegura que crecieron de 1630 a 2500 los casos de chicos desnutridos o con graves falencias nutricionales, entre 2003 y 2005.
Según ese estudio, el distrito muestra serias falencias en sus programas alimentarios oficiales. El trabajo, que demandó tres años, cuenta con la adhesión de otras 30 organizaciones no gubernamentales (ONG) y de profesionales de la salud.
“Para el gobierno, ese informe es poco serio. La utilización de los datos es caprichosa y no responde a las estadísticas oficiales, que oportunamente daremos a conocer. Este informe representa claramente una acción de tipo político”, dijo a LA NACION el secretario de Prensa y Difusión del gobierno porteño, Oscar Feito.
El informe fue enviado ayer al jefe del gobierno porteño, Jorge Telerman. “Actualmente, en la ciudad se registran 270.000 personas por debajo de la línea de pobreza y entre 2003 y 2005 los chicos detectados con deficiencia nutricional aumentaron de 1630 a 2500”, se asegura en la introducción del citado informe.
Dentro del concepto de “deficiencia nutricional” que padecen estos 2500 chicos aparecen incluidos cuadros de desnutrición aguda y encubierta, anemias de diferente gravedad y hasta obesidad, como consecuencia de la supuesta mala alimentación de la población en los comedores comunitarios.
Una curiosidad es que estas entidades pudieron concretar el informe luego de entablar una demanda contra el Estado, encuadrada en la ley 104 de acceso a la información que tuvo un fallo favorable de la Justicia. Es decir que las ONG se valieron para realizar ese estudio de cifras oficiales. Lo que el gobierno critica no es la procedencia de esas estadísticas, sino el uso “irreal” que aseguran que dichas entidades hicieron de esos números.
Los datos
Los representantes de las ONG redoblan su apuesta y dicen que no descartan que haya más casos de déficit nutricional, porque dicen que en los datos suministrados apenas se incluyeron demandas espontáneas de la población y que no figuran los hospitales.
La principal fuente de la cual se nutre del informe son los Centros de Salud y Acción Comunitaria (Cesac) ubicados en los puntos de mayor pobreza de la ciudad. Mientras que en 2003, los casos ascendieron a 1630, en 2004, en cambio, hubo 2921 denuncias de déficit nutricional, con lo cual podría interpretarse también que el índice ha bajado en los últimos 24 meses. Los datos fueron complementados con un estudio de campo realizado por profesionales del Foro de Salud y la ACIJ en villas de emergencia de la ciudad y entrevistas con médicos.
“No hay ningún motivo para que haya chicos con desnutrición porque el Estado porteño es superavitario y termina ocupándose de otras cosas menos acuciantes, como las plazas”, opinó el director de la ACIJ, Ezequiel Nimo. “La cantidad de niños con estos cuadros son más de los que creíamos cuando iniciamos el trabajo, aunque sabíamos que había muchos por los testimonios de médicos que trabajan en los Cesac”, agregó Nimo.
Una de las encargadas de elaborar el informe, Nuria Becú, señaló que el trabajo contiene cifras oficiales y que, en verdad, no se sabe cuál es la magnitud del problema. “Es una vergüenza institucional y nos merece un alerta nutricional”, dijo.
Elena Herbestein, del Foro de Salud, opinó que en la ciudad no existe un diagnóstico ni un relevamiento epidemiológico y nutricional. “El programa de vigilancia no tiene presupuesto y no hay equipos de trabajo de campo”, expresó. El informe hace hincapié en las fallas de los programas de asistencia, como el Apoyo Directo a Familias, en el cual se “suprimieron los alimentos frescos de la caja que se entrega”, sostiene, y que se han incrementado los requisitos para ingresar en otros programas como Ciudadanía Porteña.
Entre los denunciantes figuran Poder Ciudadano; la Red de los Derechos de las Personas con Discapacidad; la jefa de Investigación del hospital Tobar García, Lucía Donna Rumma, y abogados y profesores universitarios.

La Nación

Deje un comentario