03.08.11 // Acij en los medios, ACIJ en los MEDIOS, Transparencia y Lucha Contra la Corrupción (medios)

De vacaciones y sin votar (Página 12)

 

“No prometo milagros, pero mucho trabajo”, dijo Mauricio Macri el domingo. Ayer anunció que se va diez días de vacaciones con Juliana Awada y no estará para votar en las primarias. El destino: Europa. La discusión sobre a qué candidato apoyará en octubre y los posibles cambios de gabinete quedarán para la vuelta. Mientras tanto, la gestión PRO se sigue negando a informar cuántos días de vacaciones lleva Macri desde el comienzo de su gestión, algo que le había exigido un fallo judicial. Sus abogados lo apelaron con el argumento de que es información privada.

“No si Juliana se las merece, pero nos vamos a ir unos días de vacaciones”, soltó Macri, relajado tras el 64 por ciento que sacó en el ballottage. “En las primarias voy a estar en el exterior, así que no voy a ir a votar”, dijo, sin más. Luego abrió la posibilidad de su vuelta: “Estamos tratando de congeniar con la señora Juliana”, dijo, sin prometer nada. “A la vuelta de las vacaciones que me voy a tomar, que serán cortas, empezará el proceso de diálogo con los candidatos presidenciales”, afirmó. Está claro: el viaje le servirá para tomar distancia del reclamo de los candidatos opositores para que se pronuncie. En el PRO comentan que todavía existen amplias chances de que no termine apoyando a ninguno.

“No se mueve nada hasta el 15 de agosto”, señala uno de sus estrategas de campaña, quien incluso puso en duda la ronda de diálogos. “Eso de que vamos a hablar con todos es una salida elegante. Si uno de los opositores le saca 10 puntos al resto en las primarias, ¿para qué va a hablar con los demás?”, graficaba. Con su partida, Macri también demora la interna que existe en la gestión PRO por la creación de nuevos ministerios y el reparto de cargos. Los rumores indican que se creará un Ministerio de Gobierno, en el que asumirá Emilio Monzó. Menos segura, se menciona la posibilidad de crear un Ministerio de Transporte, que ocuparía Guillermo Dietrich, y de separar Justicia de Seguridad y que al frente de este último asuma Eugenio Burzaco, actual jefe de la Metropolitana. Para Desarrollo Social, que dejará María Eugenia Vidal para asumir como vicejefa, suenan los nombres de Soledad Acuña y Carolina Stanley.

Todo eso quedará para después. Este jueves, Macri y su esposa partirán con destino desconocido (se rumoreaba que sería Alemania, aunque muchas veces echan a rodar versiones para despistar el lugar real) a disfrutar de diez días de vacaciones. Aunque motivó una respuesta furibunda del gobierno porteño, este diario informó en 2009 que Macri llevaba 33 días de minivacaciones. El jefe de Gobierno solía irse en su jet privado los jueves y volvía el lunes. Una carta del entonces secretario de Comunicación, Gregorio Centurión, desmintió que cuatro de esos días hayan sido de vacaciones y confirmó el resto. A partir de entonces, el gobierno porteño se negó a informar sobre los días de licencia de Macri.

La legisladora Gabriela Cerruti presentó un pedido de informes para saber cuántos días de vacaciones se tomó Macri en estos cuatro años, que sigue cajoneado en la Comisión de Presupuesto. Según los números de la diputada de Nuevo Encuentro, Macri habría acumulado 193 días de viajes durante su gestión. La cuenta de Cerruti incluye un día en 2007 (asumió el 10 de diciembre), 39 días en 2008, 71 días en 2009, 60 días en 2010 y 22 días en lo que va de 2011. Esto da un total de 193 días, que se dividen en 26 días de viaje dentro de la Argentina y 167 en el exterior.

“¿Macri se irá de viaje por la agencia Furlong, que contrató el Gobierno de la Ciudad por licitación directa por ocho millones?”, se preguntó ayer Cerruti. Se refería a la empresa Furlong Fox S. A. que el gobierno porteño contrató en mayo de este año para que provea “un servicio de reserva y contratación de pasajes, alojamiento y demás servicios de viaje conexos”. Al igual que ocurrió en la licitación con Connectic S.A. –vinculada con la campaña sucia contra Daniel Filmus–, Furlong fue la única oferente y ganó, por lo tanto, sin competencia alguna. Se trata de una firma que se ocupa de organizar viajes corporativos para un extenso número de empresas (entre ellas, Socma Americana).

La Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) requirió también al gobierno porteño que informara los días de vacaciones. Como en la gestión PRO se negaron, presentó un recurso de hábeas data y un juez de primera instancia le dio la razón. “Es evidente que la información acerca de los días de licencia que haya tomado es atinente a la gestión y al desempeño del funcionario, por lo que tiene carácter público”, remarcó el juez Hugo Zuleta. Los abogados de Macri apelaron ese fallo y continúan sosteniendo que es información privada. Debe resolver la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo. El plazo de cinco días que tenía para pronunciarse está largamente vencido.

Por Werner Pertot

Página 12

Deje un comentario