09.06.10 // Novedades, NOVEDADES

Corte en la autopista (Página/12)

Los vecinos de cuatro manzanas de la villa 31 Bis reclamaron ayer sobre la Autopista Illia el mejoramiento de la red de tendido eléctrico y la inclusión de obras pendientes, exigidas por la Justicia porteña, en el plan de obras anunciado a principios de mayo por el ministro de Ambiente y Espacio Públicos, Diego Santilli. El gobierno porteño incumple desde 2008 una orden judicial porteña que obliga al Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) a realizar obras de infraestructura en esa zona del predio. Según el interventor judicial de las villas 31 y 31 Bis, Javier Fernández Castro, ayer la Unidad de Gestión de Intervención Social (UGIS), que reemplaza al IVC en la villa, “se comprometió a realizar las obras de tendido eléctrico y poner en marcha la licitación para cumplir con la orden judicial”. Por su parte, el ministro de Ambiente y Espacios Públicos indicó en diálogo con Página/12 que el conflicto judicial de los vecinos no era con su área y agregó que había decidido “incluir la manzanas en conflicto al proyecto de obras”.

 

Ayer al mediodía, los vecinos de la villa 31 Bis estaban plantados nuevamente sobre la Autopista Illia para exigir mejoras en el asentamiento del barrio de Retiro. La Infantería de la Federal estuvo presente mientras medio centenar de vecinos intentaba llamar la atención para conseguir hablar con un representante del gobierno porteño.

 

El primer reclamo resuelto fue sobre la autopista, en la que se hicieron presentes autoridades de la UGIS para firmar un acta en la que se estableció el inicio de obras de tendido eléctrico en los próximos 15 días. “Hasta hoy, contamos sólo con el precario tendido hecho por los vecinos”, apuntó Ramón Ojeda, representante de las manzanas 11, 12, 13 y 14. “Hace años nos prometen el tendido eléctrico, pero hay intencionalidad política porque no estamos de acuerdo con el gobierno de turno. Nosotros no queremos entrar en pujas de ese tipo sino solucionar los problemas urgentes”, explicó el integrante de la Mesa de Urbanización.

 

El otro reclamo de los vecinos de las cuatro manzanas gira alrededor del plan de obras presentado por Santilli a principios de mayo que, según informó a este diario, “estaría comenzando a fines de junio o principios de julio”. El plan contempla dar un primer paso en la instalación de cloacas, agua corriente, una red pluvial y adoquinado de calles en la 31 y 31 Bis a partir de la realización de esas obras en la calle 9 y la colectora de la Autopista Illia, que atraviesan de forma troncal ambos barrios.

 

Los vecinos que ayer cortaron la autopista reclamaban la inclusión de las cuatro manzanas en el programa de obras retomando la orden judicial de la jueza porteña Elena Liberatori que ordenaba el mismo tipo de obras para el sector donde viven los vecinos. “El fallo fue incumplido por el IVC, por lo que está pagando una multa”, indicó Gustavo Maurino, director de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (Acij). Pero según explicó el interventor judicial, la UGIS, que reemplazó al IVC en el asentamiento, ayer “se comprometió a avanzar en la licitación de las obras por lo que el problema quedaría resuelto”. “El conflicto es una falta de coordinación entre la UGIS y el ministerio porque en el plan anunciado no había contemplado las obras exigidas por la Justicia”, resaltó Fernández Castro. Santilli ratificó ayer que esta semana “está llegando la transferencia” del presupuesto solicitado para comenzar con las obras en las que se decidió “incorporar las manzanas en conflicto legal. Hice la presentación en la villa y, claramente, expuse que estaban incorporadas al proyecto”, apuntó el ministro.

 

Sin embargo, Ojeda apuntó que para avanzar en las obras “el problema es que desde la manzana 11 las casas de los vecinos tienen que ser reubicadas las familias desalojadas. Para eso, primero habría que contar con las viviendas listas para los vecinos. Y aún no está resuelto”.

 

 

 

Por Nahuel Lag

 

Página/12

Deje un comentario