26.02.14 // Villas e Integración Urbana (novedades)

Villa 20: Solicitamos una solución pacífica que garantice los derechos de los habitantes

La ocupación pacífica de tierras que se inició el 23 de febrero en Villa 20, ubicada frente al Parque Indoamericano, no es un hecho aislado e imprevisible, sino una clara consecuencia de la falta de políticas públicas tendientes al cumplimiento de los compromisos constitucionales de garantizar los derechos de los sectores vulnerados de nuestra ciudad, en especial de urbanizar las villas y asentamientos.

“Los hechos ocurridos en el Parque Indoamericano en diciembre de 2010 – en el cual fueron asesinadas 3 personas- fueron una alerta lo suficientemente fuerte y dolorosa como para que nada cambie. Lamentablemente esto sucedió, la política habitacional hacia las villas continuó su camino de marginación y exclusión , y los compromisos asumidos en ese momento se diluyeron a la espera de una nueva alerta” explicó Luciana Bercovich, co-directora de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ).

Desde que se consagró la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires se han promulgado varias normas que ordenan tanto la urbanización de villas en particular, como medidas estructurales de inclusión urbana. En el caso de la villa 20, una ley ordena su urbanización desde el año 2005, pero aun hoy continúa incumplida.

Los predios ocupados pacíficamente se encuentran dentro del denominado “cementerio de autos”, un terreno que cuenta con altos grados de contaminación según los estudios reportados. Por ello, la Villa 20 fue declarada en emergencia ambiental y sanitaria y de infraestructura en los años 2008 y 2009.

Desde principios de 2011 el predio se encontraba desocupado en un 90%, como producto del proceso de compactación de vehículos. Sin embargo, ninguno de los proyectos de construcción de viviendas programados se desarrolló en la zona, así como tampoco se hicieron inversiones necesarias para lograr su saneamiento*.

En este marco, y teniendo en cuenta la precaria situación habitacional en la que viven cotidianamente los vecinos de la Villa 20 y de zonas aledañas, la toma de un predio que desde hace años se encuentra desocupado no puede interpretarse más que como una consecuencia lógica y previsible, producto, nuevamente, de la postergación de la urbanización y del vaciamiento presupuestario de los organismos destinados a la vivienda.

Desde ACIJ exhortamos a las autoridades del Gobierno de la Ciudad y el Estado Nacional a que encuentren una solución pacífica a este conflicto, como así también que sea un punto de inflexión en la política habitacional hacia el cumplimento de las leyes de urbanización y los derechos fundamentales de los sectores más vulnerados.

*Fuente: Documento de Trabajo Nº 19. Procesos de urbanización de villas de la CABA, Asesoría General Tutelar. (ver

Para más información consultar: