09.03.12 // Igualdad Educativa (medios)

Nuevo corte de la autopista por familias de las Villas 31 y 31 bis

Tres días después del primer corte de la autopista efectuado por vecinas y vecinos del Barrio 31 Carlos Mugica (Villas 31 y 31 Bis), que reclaman al Gobierno de la Ciudad el cumplimiento de resoluciones judiciales vigentes hace 3 años que ordenan la provisión del servicio de transporte escolar a fin de garantizar el acceso a la educación de sus hijos e hijos, la historia se repite: el corte se está llevando adelante nuevamente.

Debe señalarse que el día martes, las vecinas y vecinos cuyos hijos asisten a la Escuela Nº 11 DE 10 “Indira Gandhi” levantaron el primer corte porque desde las oficinas del Ministerio de Educación se había hecho llegar el compromiso de dar respuesta a su reclamo e instalar los servicios de transporte requeridos a la brevedad, desde el día siguiente, miércoles 7 de marzo. Así, no sólo se destrabaría el conflicto sino que además, y más importante aún, se garantizaría el derecho a la educación de parte de las niñas y los niños del Barrio 31 Carlos Mugica (Villas 31 y 31 Bis) en cumplimiento de una sentencia judicial firme.

Sin embargo, el Ministerio de Educación incumplió lo acordado con las madres y los padres, quienes durante toda la jornada del miércoles esperaron una respuesta en el edificio del Ministerio de Educación, ubicado Esmeralda 55. Ese día se convocó a una reunión para esta mañana. Asistieron funcionarios del Ministerio de Educación y un grupo de padres de la escuela en representación del resto. La respuesta fue: “No vamos a contratar los dos micros”.

Evidentemente, desde el Ministerio no dan cabal cumplimiento a sus obligaciones emanadas de una sentencia judicial, que abarca a todas/os las niñas y los niños del Barrio 31 Carlos Mugica, y al compromiso asumido durante el primer corte con los padres de la escuela Indira Gandhi en particular. Mientras tanto, el derecho de muchas niñas y niños del Barrio 31 Carlos Mugica (Villas 31 y 31 Bis), reconocido judicialmente, continúa sin ser adecuadamente satisfecho por las autoridades. Así las cosas, ¿qué se puede esperar sino la reanudación del reclamo?

Deje un comentario