04.05.10 // Novedades, NOVEDADES

Chocó un micro de transporte escolar (Página/12)

El choque se produjo a las siete y cuarto de la mañana en la avenida Ramos Mejía al 1300, a la altura de la estación del Ferrocarril Mitre, en Retiro. El micro llevaba chicos que viven en la Villa 31 y que estudian en la escuela número 3, Onésimo Leguizamón, en Santa Fe y Paraná.

Según el comisario Luis Norte, de la Policía Federal, “fue una mala maniobra del conductor, que tocó el cordón y se llevó por delante el refugio”, donde están las paradas de los colectivos 50 y 56. El chofer sostuvo que había sido encerrado por un vehículo de transporte público que lo había obligado a dar el volantazo que lo hizo estrellarse.

Al chocar el colectivo, el parabrisas estalló y la celadora, a cargo de cuidar a los chicos durante el viaje, fue despedida hacia adelante y cayó sobre el pavimento. Alcanzó a levantarse y volvió a subir al micro para ver si los chicos estaban bien, y volvió a caer.

Los chicos fueron llevados a los hospitales Fernández y Rivadavia. Varios tenían lesiones leves. La celadora quedó internada en el Fernández, con una lesión que obligó a ponerle un alzacuello. La trabajadora se desempeñaría “en negro”, de modo que carece de ART.

Los chicos procedían de la Villa 31, cerca de Retiro. El servicio de transporte al colegio es contratado por el gobierno de la ciudad a la empresa Turismo Santa Angela, que a su vez contrata a las celadoras que acompañan a los chicos en cada viaje. Este servicio empezó a prestarse luego de que vecinos de la Villa 31, patrocinados por la ONG Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), efectuaran una acción judicial para que el gobierno porteño se hiciera cargo del transporte de estos niños, que deben estudiar en establecimientos alejados del lugar donde residen.

Página/12

Deje un comentario