27.05.14 // Destacadas (medios), Fortalecimiento de las Instituciones Democráticas (medios), Poder Judicial y Democracia (medios)

Candidatura de Martin Farrell: ¿será un juez automático?

Por Gustavo Ahumada

El ex funcionario macrista, Martín Farrell, investigado por el derrumbe del boliche Beara, podría ser juez sin que haya ninguna votación en la Legislatura. El 1 de julio se cumple el plazo máximo de su candidatura y podría ser designado automáticamente.

En septiembre de 2010, mientras Martín Farrell era Director de Habilitaciones y Permisos de la Ciudad de Buenos Aires, se derrumbó un entrepiso en el boliche Beara de Palermo. Allí murieron Ariana Lizarraga y Paula Provedo, de 20 y 21 años. A más de tres años y medio de los hechos, la causa penal da pequeños pasos pero Farrell (indagado por la jueza Alicia Iermini hace dos semanas) está cerca de ser juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario (CAyT).

Aunque su pliego está en la Legislatura de la Ciudad, el ex funcionario macrista puede llegar a ser juez de manera automática. Esto es porque si no se rechaza su pliego dentro de los 60 días en que fue presentado se produce lo que se denomina “aprobación ficta”, es decir, es sin debate. Así lo establece la Constitución de la Ciudad (artículo 118). Ese plazo terminaría el próximo 1 de julio.

Ante esto, tanto familiares de las chicas fallecidas en el boliche como legisladores de distintos bloques de la oposición, manifestaron su posición contraria a la designación de Farrell como juez. A estos se sumó la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), que la semana pasado envió a los legisladores porteños una nota en la que observa que Farrell trepó sin mucha fundamentación del puesto 38 al 15 del concurso.

Juan Ortiz, de ACIJ, explicó a Infojus Noticias que los concursos para cargos de juez en la Ciudad “tienen dos componentes, uno es el técnico que se hace en el Consejo de la Magistratura”. Un proceso que caracterizó como “débil” donde “en el caso de Farrell, las debilidades se hacen patentes”, dijo. Después existe una etapa “más política, la que lleva adelante la Legislatura, donde debería primar el debate y la participación”.

A la misma hora que el Mundial

El pasado 23 de mayo finalizó el periodo para presentar impugnaciones contra el ex funcionario macrista. El 25 de junio a las 12hs fue la fecha que fijó la Junta de Ética y Acuerdos de la Legislatura para que se realice la audiencia pública en la que se analizarán las impugnaciones presentadas contra Farrell. Ese día, a la misma hora, la selección argentina de fútbol juega contra Nigeria por el Mundial. “Se están minando esos objetivos, porque la audiencia se hace en el mismo momento que el partido de Argentina y Nigeria” dice Ortiz, y agrega que de esta manera se trata de “una audiencia pública que no cumple sus objetivos”.

Desde la organización pidieron a los legisladores que se cambie la fecha de la audiencia, aunque por el momento no tuvieron una respuesta. También dieron cuenta de la escasa participación de Farrell para el concurso en el Consejo porteño: “se observa que a partir de los resultados de su examen escrito, su examen oral (calificados por Jurados) y sus antecedentes (calificados por el Consejo), quedó posicionado en el orden 32, 37 y 38, respectivamente, en un concurso inicialmente convocado para cubrir 10 vacantes”.

Salto de posiciones

“El gran salto de posiciones hasta el puesto nº 15 en el orden de mérito se produce… a partir de la entrevista personal ante el Consejo de la Magistratura”, dice la nota dirigida a los legisladores. La resolución que aprobó sin mucha fundamentación el salto de 23 lugares sólo tuvo dos disidencias, la del actual presidente del Consejo porteño, Juan Manuel Olmos, y la del consejero Daniel Fábregas.

El ex funcionario “tiene buen orden expositivo, pero su desarrollo es general, con mención de la Constitución Nacional y la de la CABA, para luego abordar superficialmente los recursos contra determinaciones de la Ciudad”, continúa la nota.

“A esos fines, se desarrolla sin profundizar la normativa del Código Fiscal mencionando los recursos existentes”. “Se le pregunta sobre las pruebas admisibles y contesta sin el detalle que el tema específico requiere”, había dicho el jurado del concurso.

Infojus