23.07.12 // Fortalecimiento de las Instituciones Democráticas (medios), Poder Judicial y Democracia (medios)

Buscan bloquear la designación de un polémico juez

Opositores y varias ONG rechazan el pase de Luis Rodríguez al fuero federal; lo propuso Cristina.

La propuesta del Gobierno para designara Luis Rodríguez como juez en el poderoso fuero federal penal es resistida por el radicalismo que, junto con organizaciones civiles especializadas en Justicia, intentará que el pliego del candidato no pase el filtro del Senado.

La oposición buscará hacer de Rodríguez un nuevo “caso Reposo” y frustrar su nombramiento, como pasó con el ex candidato a procurador Daniel Reposo, titular de la Sigen. Sabe que no va a ser fácil.

El kirchnerismo siempre defendió a su postulante pese a las sospechas de que hizo trampa en el examen (desde su juzgado pidieron, 12 días antes de la prueba, copia de un fallo similar al caso que le tomaron), las acusaciones de ser coleccionista de objetos nazis, las causas abiertas contra él en el Consejo de la Magistratura y las denuncias de irregularidades en casos que tuvo a su cargo como juez de instrucción. La Casa Rosada necesita mayoría simple en la Cámara alta para convertirlo en juez y ponerlo al frente de uno de los 12 juzgados que investigan las principales causas contra el poder político.

La semana pasada, el jefe del bloque de diputados radicales de la UCR, Ricardo Gil Lavedra, pidió los primeros informes para investigar a Rodríguez y sostuvo que el candidato elegido por la Presidenta incluyó “afirmaciones dudosas en su currículum”. Gil Lavedra le solicitó al postulante precisiones respecto de un dato llamativo de su CV, donde dijo que había “realizado miles de sentencias de las que han recibido comentarios una gran mayoría”.

El radical le pidió que especificara “al menos los cien comentarios” con “autoría, lugar y fecha de publicación”. También le solicitó explicaciones sobre su presunta colección de objetos nazis y dirigió notas a la Armería Miranda y a Militaria Martínez para que dijeran si es cierto que tienen en consignación tales objetos de Rodríguez.

Esta información fue publicada por el periodista y presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Horacio Verbitsky, en Pagina 12. Pese a su relación con la Casa Rosada, Verbitsky fue muy crítico de la postulación de Rodríguez y lo ligó con grupos que “realizan una política judicial paralela” desde la Secretaría de Inteligencia.

OBJETOS DE GUERRA

En cuanto a los objetos nazis, LA NACION le preguntó por ellos a Rodríguez hace más de dos años, cuando informó sobre las sospechas en torno a este concurso. Entonces, él dijo que no tenía ninguna afinidad con el nazismo y que su interés era sobre la Segunda Guerra Mundial. En ese encuentro, Rodríguez negó además cualquier trampa. “No pedí ese fallo y no tenía idea de qué nos iban a tomar”, dijo. Un mes más tarde, en un expediente que abrió el Consejo para investigar el concurso, la abogada Gisela Paola Villalba, empleada del juzgado de Rodríguez, relató que el juez le había solicitado que le consiguiera “el fallo del robo de las monedas”.

Si bien los casos no era idénticos, tanto ese fallo como el caso que debió resolver en el examen eran sobre un robo de monedas antiguas del Banco Nación.

En su presentación de esta semana, Gil Lavedra solicitó al Consejo copias de los expedientes contra Rodríguez. Uno de ellos, abierto hace años, investiga si el juez, con una maniobra de “forum shopping”, tomó una causa para fallar en contra de una empresa que había ganado una licitación vinculada con el multimillonario negocio de la cartelería pública porteña. La denuncia sostiene que como subrogante en ese expediente, Rodríguez procesó con gran celeridad al titular de la firma ganadora y habilitó una medida cautelar que favoreció a las competidoras; entre ellas, una ligada al empresario kirchnerista Sergio Szpolski.

Rodríguez es hombre de Javier Fernández, miembro de la Auditoría General de la Nación y pieza de clave del kirchnerismo en la Justicia. Fuentes del kirchnerismo admiten que su apoyo fue clave para que Rodríguez -padre de una ahijada de Fernández- siguiera en carrera para ser juez federal pese a las denuncias.

Entre las ONG que adelantaron a LA NACION que impugnarán en el Senado la candidatura de Rodríguez, la más activa fue el CELS, que ya se opuso cuando el trámite estaba en el Poder Ejecutivo. El CELS acusó además a Rodríguez de haber mostrado “poco interés” para investigar la sospecha de sobornos en la causa en la que el sindicalista José Pedraza está acusado de haber sobornado a tres jueces de la Cámara de Casación.

El Foro de Estudios sobre la Administración de Justicia (Fores) también prevé oponerse al nombramiento y la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), y la Asociación por los Derechos Civiles (ADC) están estudiando hacer impugnaciones en el proceso, que será el mes próximo.

La Nación

Deje un comentario